Poesía actual y gamberra

Dejando a un lado la calidad que obviamente les caracteriza, los clásicos tienen una peculiaridad: ...

Dejando a un lado la calidad que obviamente les caracteriza, los clásicos tienen una peculiaridad: gustan a todo el mundo. Sucede en todos los ámbitos: ¿a quién no se le mueven los pies solos cuando escucha a Elvis o los Beatles? ¿alguien puede resistirse a una tortilla de patatas o a un cuenco de salmorejo? ¿se puede observar el David o el Taj Mahal sin que se te abra la boca de pura admiración?

Cuando una obra es capaz de conquistar a un adolescente de 13 años, a un profesor de 30 y a una señora de 60, para mí está claro: se convertirá en un clásico. Y eso mismo es lo que está ocurriendo con este librito que ha llegado a mis manos últimamente: Micropoesía, macrocorazón y mercromina, de Irene G Punto.

Se trata de un recopilatorio de micropoesía joven, fresca y un poco gamberra que te engatusa desde el primer momento. Y es que ya su formato lo convierte en un capricho: 


 En su interior encontraréis poemas breves ilustrados por amigos y familiares anónimos que hicieron interpretaciones libres de cada poesía:


Un añadido original es que el libro "nos saca" del libro para remitirnos a su web, donde los poemas aparecen "reinventados" en forma de videoarte, realizados con la colaboración de la productora thepelicula:

video
video


O se convierte en una original joya contemporánea de AnHadas:



¡Muero de amor! ¿Y vosotr@s?

You Might Also Like

2 COMENTARIOS