La maestra y el boticario

Tardé mucho en darme cuenta de que iba a trabajar como maestra, a pesar de que en realidad siem...


Tardé mucho en darme cuenta de que iba a trabajar como maestra, a pesar de que en realidad siempre lo he sido. Siendo muy muy muy pequeña, ya me dedicaba a dar clases a mis compañerxs del cole y mantuve esta costumbre durante el bachillerato y la universidad. No obstante, hasta que no terminé la carrera, aprobé unas oposiciones casi sin querer y empecé a trabajar oficialmente en la enseñanza, no fui consciente de que no es que trabaje de profesora, sino que soy profesora: enseñar es lo que mejor sé hacer, lo que me llena, lo que me apasiona y, prácticamente, lo que me define.

Enseño literatura porque creo que la lectura es uno de los mayores placeres que existen. Por eso para mí los libros, en cierto sentido, son un fetiche. Los colecciono prácticamente desde que aprendí a leer -sí, era una ratoncilla de biblioteca que siempre pedía libros para su cumple-. Así que, ahora que paso los treinta, he tenido que reservar una de las habitaciones de casa a estos huéspedes tan queridos. 


Por eso, si me hubieran preguntado hace un tiempo qué es ser sabio, sin lugar a dudas habría respondido algo así como conocer las principales obras de la literatura clásica, la historia y la filosofía.


Pero hace poco más de tres años pasó algo que cambió mi perspectiva: conocí a mi Principito.

Mi Principito es mi mejor amigo, mi compañero de aventuras y mi amante. No puedo decir que me complementa porque yo ya era una naranjita completa antes de conocerlo, pero me ayuda a ver el mundo desde otra óptica, me genera retos interesantes y me hace pensar y aprender cada día. 


Para él, quizás por ser un farmacéutico especializado en análisis clínico, la sabiduría consiste en conocer las leyes físicas que constituyen el mundo, saber de qué estamos compuestos y entender cómo funcionan las cosas que nos rodean.


Conocerlo me ha enriquecido tanto, que hoy mi respuesta sería diferente. Ahora pienso que un sabio es aquel que entiende los sentimientos humanos, la cultura y la historia, tiene la capacidad de emocionarse con una obra de arte y, al mismo tiempo, se interesa por la bioquímica que rige nuestro organismo, conoce las leyes de la naturaleza y comprende los entresijos de la tecnología.


Las casas suelen reflejar la personalidad de sus habitantes y creo que la nuestra refleja claramente un poco de ambos. Por eso la colección que os muestro es una mezcolanza de libros que conviven en nuestra particular biblioteca con instrumentos de laboratorio, cajas antiguas de medicamentos, botes de boticario, microscopios y otros aparatejos médicos.


¡Bienvenidxs al hogar de la maestra y el boticario!


http://www.canelaynaranja.es/p/blog-page_14.html

You Might Also Like

18 COMENTARIOS

  1. amo leer y también por casa a pilas de libros, disfrute con losobjetos de botica. saludos

    ResponderEliminar
  2. Que bonita mezcla. Me gustan mucho ambos objetos. Los libros y todo lo de la botica. Supongo que por mi parte de ratita de laboratorio.
    Un beso y mucha suerte

    ResponderEliminar
  3. Son unas fotos preciosas!!
    Y te entiendo tanto con tu afición a la lectura, a mí ya no me caben los libros en casa, los tengo en doble fila, jajaja...
    Ya hice un post sobre esto para el último Día del Libro:
    http://summerinsavannah.blogspot.com.es/2013/04/dia-del-libro.html
    Besos!!!

    ResponderEliminar
  4. Es una hermosa historia! La literatura es más que una profesión es una pasión para compartir. También enseño literatura y adoré tus fotografías. Besos

    ResponderEliminar
  5. Enhorabuena por todo, porque amas tu trabajo, por tu gran habilidad plasmando tus pensamientos, porque aprecias el trabajo de los demás y ... que quieres que te diga!!! se nota que eres feliz!
    Un beso...ó dos!!

    ResponderEliminar
  6. Qué historia tan bonita y qué bien contada, me has enganchado desde el minuto 1!

    Yo también soy profesora, y me encanta la verdad. Y también era una ratoncilla de biblioteca que pedía libros para su cumple, así que te entiendo muy bien ;)

    ResponderEliminar
  7. Que linda biblioteca, combinada con esos objetos se ve muy completa. Yo estoy en proceso de convertirme en profesora de historia. Después de pasar por otra carrera entendí que eso era lo que me hacía sentir realizada. Te felicito por tu colección, suerte!!!

    ResponderEliminar
  8. Cómo me he identificado con tu entrada: yo soy bibliotecaria y los libros no son sólo mi modus vivendi sino mi pasión. Muchos miembros de mi familia han sido sanitarios (médicos, farmacéuticos..) y a través de mi padre me ha llegado una colección de material quirúrgico y de farmacia que guardo como oro en paño. Hace poco, un compañero que trabaja en la facultad de medicina de mi universidad, me regalaba un botecito de laboratorio que perteneció a Ramón y Cajal (muy parecido a uno de los que muestras en las imágenes)
    ¡Suerte en el desafío!!!! ^-^

    ResponderEliminar
  9. Me gusta la definición de sabio que das. Yo también tengo en casa un boticario pero sin botica, con una colección de botes de cerámica muy de farmacias.Enhorabuena se te ve muy enamorada, y no sólo de tu trabajo.

    ResponderEliminar
  10. Me ha encantado tu entrada. Darle un sentido a la palabra "sabio" es difícil. Cada cual tiene su particular punto de vista a ese respecto, pero tu mezcolanza se aproxíma bastante a la idea que yo tengo.
    Yo vengo de ciencias y todos ver todos esos "antiguos cachivaches" me han recordado a mis tiempos de laboratorio y concentración.
    Siempre es bueno conocer un poquito de la personalidad de cada uno viendo sus colecciones.
    Un abrazo Marta

    ResponderEliminar
  11. Lindas coleções, especialmente para mim que sou farmacêutica também, aqui no Brasil. Mas minha coleção de vidrarias é muuuito mais modesta.
    Parabéns! Tudo ficou muito lindo, o todo composto de um pouco de cada um de vcs!
    Um abraço.

    ResponderEliminar
  12. Marta, curiosa combinación de elementos... Nos ha encantado, y es que nosotras pensamos que con los libros como base, se pueden crear composiciones decorativas con cualquier cosa, desde flores hasta instrumental de botica.

    Besos

    J&Y

    ResponderEliminar
  13. Amo leer y tengo libros por todos lados,la biblioteca me quedo chica!!!
    Adoro los frascos de farmacia y las latas.

    ResponderEliminar
  14. Cuantos detalles bonitos en esos estantes.
    Bss

    ResponderEliminar
  15. Cuántas cosas bonitas!!! y qué manzana más chulaaaaaa!! jijijijij ;)

    ResponderEliminar
  16. He visto a Isabel allende entre tus libros. Y yo adoro a Isabel, sus libros son mis libros de cabacera.

    ResponderEliminar
  17. es muy lindo este cuento lo adoa

    ResponderEliminar