Vivir en una iglesia

Mis padres me dieron una educación completamente laica. Por eso no entré en ninguna iglesia hasta q...

Mis padres me dieron una educación completamente laica. Por eso no entré en ninguna iglesia hasta que tuve cierta edad. Entonces me pareció un lugar tétrico, lúgubre, oscuro y frío.

Sin embargo, hace unos años, durante un viaje con unas amigas, visité la catedral de la Seu Vella de Lérida y me pareció fascinante. Se trata de un edificio a medio camino entre el estilo románico y el gótico que en el siglo XVIII se utlizó como cuartel militar, por lo que se eliminaron todos los vestigios religiosos.

Imagen



Imagen

Es muy curioso pasear por ella, observar las paredes desoladas, la luz entrando a través de sus arcos, la vegetación creciendo salvaje en el claustro... Sin los elementos religiosos se puede apreciar mejor la fabulosa arquitectura del edificio, por lo que empecé a desear con todas mis ganas que fuera mía para construirme allí una mansión (puestos a fantasear...).

Imagen

Imagen

Ahora no vivo en una iglesia, pero casi. Mi piso se sitúa junto a una del siglo XVIII y ambos edificios estaban comunicados porque el obispo vivía aquí. De hecho, en mi cocina había un puerta que daba a una zona de la sacristía... Hoy no tienen ningún vínculo, claro, sólo queda la historia, pero me parece curiosa. En cualquier caso, sigue atrayéndome la idea de reconvertir una iglesia, así que cuando he encontrado este reportaje sobre iglesias convertidas en viviendas he empezado a babear como una posesa.












Y, bueno, ya que estaba, me he puesto a investigar...

Imagen
Imagen
 
Imagen

Imagen
 
Imagen
Imagen


Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Espacios amplios, techos altísimos, grandes vidrieras y toneladas de luz... ¿Qué os parece? ¿Os gustaría vivir en una iglesia?

You Might Also Like

17 COMENTARIOS

  1. Algo le pasa a tu blog Marta, no me aparecen tus actualizaciones, he entrado de casualidad y veo que de estas dos entradas no tenia constancia. Investiga a ver, algo pasa.
    Pues este es un post muy interesante, aunque no se si me daria un poco de yuyu vivir en una antigua iglesia, desde luego el ambiente es muy artístico, pero.....
    Besotes, y a ver si arreglas el problemilla.

    ResponderEliminar
  2. Veo que ya está solucionado,me alegro!

    ResponderEliminar
  3. Desde luego estos espacios que presentas se ven muy amplios, lindos y luminosos, pero creo que también me daría yuyu vivir en un lugar que ha sido una iglesia, jeje....
    Besitosss!!

    ResponderEliminar
  4. No me extraña que hayas babeado jejeje, yo también cuando las he visto, sólo el enorme espacio que tienen ya merece la pena, aunque para mi gusto los techos son muuyyyyyy altos pero como no se puede tener todo, es una opción diferente y original para vivir, y a mi eso es lo que me gusta!!!

    Saluditos!

    MAR

    ResponderEliminar
  5. Nos gustan pero de visita no para vivir.En un pueblo vecino hay una convertida en restaurante y tiene mucho encanto!!
    Besos de las dos

    ResponderEliminar
  6. Hola, primera vez de visita por tu blog, y me encanto esta entrada. La iglesia convertida en casa me parece increiblemente hermosa, si viviria? creo que me animaria, como estas que nos mostras, modernas, con tanta luz, creo que si. o quizas en alguna que fue una capilla, algo mas chica.
    :)

    ResponderEliminar
  7. Pues la blanquita con el techo lleno de arbotantes me parece una maravilla, vamos que me iría a vivir ahora mismo!
    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Muy curioso e interesante el post de hoy, pero, definitivamente, no viviríamos en una iglesia...Se mezclarían demasiados sentimientos.

    Besos

    J&Y

    ResponderEliminar
  9. Dejando de lado todo lo que trae consigo, los edificios relgiosos como tal son preciosos.

    Muy buena entrada!
    Nos vemos :)
    http://decospacio.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  10. Pues quedan la mar de bonitas. Yo también vi un par de este tipo en Grand Designs y la verdad es que eran fantásticas por dentro y por fuera.

    ResponderEliminar
  11. a mi no me da cuiqui vivir ahí, yo me anoto! , eso si , no se como se calienta semejante espacio ! y en verano debe ser tan fresquita . Saludos

    ResponderEliminar
  12. Que curioso! Me encanta! Al fin y al cabo son como Palacios, difíciles de calentar, eso si!
    Besos

    ResponderEliminar
  13. A mi no me gusta para nada ya que encuentro que independiente de la religiosidad de cada uno,, esos lugares fueron construidos para otro fin,, ,,creo que merecen por lo menos el respeto de la historia para los que si tienen fe,,
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Pues tanto como para vivir, pues no.
    Pero desde luego que hay iglesias maravillosas llenas de luz y belleza. La última vez que estuve en alguna así, fue en la catedral de León que me parece una absoluta maravilla.
    Sus vidrieras te transportan a otro mundo!
    aliceinbo2.blogspot.com

    ResponderEliminar
  15. Mira que no soy nada de iglesias y misas, y siempre intento escabullirme, pero qué chulada de casas!!! jajajaja
    un beso!

    ResponderEliminar
  16. Yo no soy religiosa, pero amo el arte, la arquitectura...,y me encanta visitar catedrales o iglesias, no en vano soy de Zamora ciudad de Europa que mas iglesias romanicas tiene, son una maravilla de la arquitectura!
    La imagenes que muestras son de ensueño!!
    Besos!
    Nika

    ResponderEliminar
  17. Por cierto... te he dejado un premio en Tres Arándanos... pásate a ver :)

    ResponderEliminar