El Royalty, un tesoro rescatado del olvido

Esta noche se celebra la final del concurso de comparsas y chirigotas del Falla y, con ella, c...


Esta noche se celebra la final del concurso de comparsas y chirigotas del Falla y, con ella, comienza oficialmente el carnaval en Cádiz. Por eso se me ha ocurrido hacer un especial sobre esta ciudad, donde os explico dónde dormir, dónde comer, qué ver, cómo es la vida de una chirigota desde dentro, etc., que iré desarrollando en durante las casi dos semanas que duran estas fiestas.




Sé que muchos asociáis el carnaval de Cádiz con fiesta y despiporre. Entiendo que cuando sólo vienes de visita el fin de semana te quedes con la idea de un macro-botellón con miles de personas disfrazadas, con ganas de pasarlo bien... Pero el carnaval, más que descontrol, es libertad y crítica social. Hay risas y cachondeo, sí, pero con un trasfondo. No os dejéis engañar por las apariencias: Cádiz no es sólo fachada. 


Por eso, para que entendáis un poco mejor cómo es el alma de esta ciudad trimilenaria, hoy voy inaugurar mi especial sobre Cádiz hablándoos del café Royalty, un gran café romántico cuya historia me parece una metáfora ideal de cómo es realmente la ciudad de la luz. 


Esta joya se abrió en 1912, bajo el nombre de "Dorée", para celebrar la conmemoración del primer centenario de la primera constitución democrática española, elaborada en esta misma ciudad durante la invasión napoleónica.


Sus frescos de artistas como Felipe Abarzuza, su carpintería artesanal y escayolas exquistas, se convirtieron en el marco idóneo de las reuniones de los intelectuales durante la República, a menudo amenizadas por los conciertos de Manuel de Falla.


Tras la Guerra Civil, el café fue clausurado y a partir de entonces se le dieron los usos más variopintos que os podáis imaginar, hasta que se cerraron sus puertas definitivamente durante varias décadas.



Afortunadamente, hace poco una familia de empresarios se fijó en él, lo restauró conservando su esencia y, hará cosa de un año, el café volvió a abrir sus puertas.


Si venís a Cádiz comprobaréis que es una ciudad con mucha historia (tres mil años dan para mucho), a menudo no aprovechada. Veréis muchas joyas deterioradas, pero que no dejan de tener su encanto. Al menos, con este café hemos tenido suerte y ha caído en buenas manos, porque no podéis imaginaros los destrozos de patrimonio que han hecho otros empresarios (véase el caso de Veedor, un palacio espectacular del siglo XVIII que el empresario Pablo Grosso ha destrozado para convertirlo en un picadero y botellódromo de Erasmus).


En cualquier caso, os decía que para mí este local simboliza perfectamente el alma de Cádiz y de sus fiestas mayores, los carnavales, y es por varios motivos: se trata de un local con solera, un local que surge de la mano de la reunión de intelectuales que se dedican a la tertulia y la crítica social, un local que el tiempo no siempre ha tratado con justicia y en el que muchos, se conforman únicamente con deleitarse en la belleza de sus apariencias sin intentar comprender su rica esencia.
 



E, igual que el Royalty, Cádiz y su carnaval pueden disfrutarse superficialmente, sí, pero si realmente quieres entenderlos, no vengas durante el fin de semana con la idea de disfrazarte y ligar. Ven el domingo por la mañana, cómprate un cartucho de "pescaíto frito" y una botella de Gloria y pasea por sus calles prestando antención a lo que cantan las chirigotas ilegales (que dicen muchas cosas). Eso sí que es vivir el carnaval.




Y si después te apetece un café en un lugar histórico, no dejes de visitar este café emblemático con el que hoy participo en la fista de enlaces #diariodeco con el tema "Cafeterías con encanto". Por cierto, para la próxima propongo el tema "Cocinas vividas".




















You Might Also Like

37 COMENTARIOS

  1. Menos mal que hay gente con buen gusto y con capacidad para dar valor al patrimonio histórico-artístico. Es una preciosidad de sitio!!! Apuntado queda para cuando podamos ir a esa bonita ciudad :) Buen finde

    ResponderEliminar
  2. Es una pasada de sitio y una suerte que se pueda disfrutar aún, gracias por compartir, lo desconocía!!
    Bss

    ResponderEliminar
  3. Que bonito, a primera vista, me ha recordado al Café La poste de Marrakech, por la forma y estructura del local.

    Feliz find guapa!

    ResponderEliminar
  4. Nunca he estado en Cádiz :((( Pero este café es... de esos que me encantan. ¡Feliz fin de semana!

    ResponderEliminar
  5. Qué maravilla de café, cómo me gustaría pasarme un ratito a tomarme un chocolate!. Marta, acabo de descubrir tu blog gracias a la decopedia y me parece súper simpático, me encanta tu redacción y las cosas interesantes que nos enseñas en él! Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ooooooooooh Margarita, me hace mucha ilu que te guste, a mí también me encanta el tuyo ^_^

      Eliminar
  6. Qué encanto tiene ese Café!
    Y qué encanto tiene Cádiz.
    Conozco poco la Tacita de Plata, así q habrá q aprovechar un finde y pegar el salto, y conocerla un poquito más.
    Así q estaré atenta a todo lo q digas de tu ciudad :-)
    Un besote y gracias por la información!

    ResponderEliminar
  7. Qué lugar tan precioso! Estuve en Cádiz en septiembre y me encantó, qué pena no haber sabido de este café antes...

    ResponderEliminar
  8. ¡Qué sitio tan bonito! Me parece una idea estupenda la de dar a conocer tu ciudad. Para los que no hemos ido todavía es toda una referencia. ¡Empiezo a tomar nota!
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Un café auténtico, de otra época y precisamente por ello, impresionante. No soy amiga de los ambientes recargados, pero con este local haría una excepción. Si voy a Cádiz (cosa que espero algún día hacer), no me lo perdería por nada del mundo.

    Grácias por enseñarnos un pedacito de tu tierra, que tengas un maravilloso finde,

    MAR

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me pasa exactamente lo mismo, no me gustan los lugares recargados, pero es que este café es espectacular.

      Eliminar
  10. Que lugar tan hermoso! Le mostré estas fotos a mi hija, quedamos encantadas. El abuelo de mi esposo era ingeniero y restauró muchas iglesias y monumentos en mi país sin cobrarle nada al gobierno, hasta el Papa lo condecoró. Fue Presidente de la Comisión de Monumentos en nuestro país. Me alegra que este empresario haya rescatado este lugar y se pueda conservar este patrimonio cultural. Ayer, en mi país, República Dominicana, celebramos la Independencia Nacional; este mes es de carnaval.
    Saludos,
    Cecilia

    ResponderEliminar
  11. He compartido este post en Facebook, Twitter, Pinterest y Google +.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ana, me alegra que te haya gustado.

      Eliminar
  12. Si te digo que durante toda la lectura del post he estado con la boca abierta, no te estoy mintiendo... Iría hasta Cádiz solo por tomarme un cafelito ahí, luego me vuelvo, jajajaj.... No tengo kilómetros ni ná.... Lo más lejos que he ido ha sido Almería, así que por un poco más. Una maravilla auténtica. Feliz finde guapa :D

    ResponderEliminar
  13. Preciso!! me encantan estos lugares centenarios con solera y tan preciosos!! Qué suerte que haya vuelto a vivir, hubiera sido una pena y que hayan respetado así todo. Cosas como el caso Veedor no se deberían permitir.

    ResponderEliminar
  14. Mi padre y su nueva familia viven en Jerez y siempre que hemos ido a verles nos hemos quedado con ganas de ir a Cádiz, pero creo que con un poco de suerte de este ano no pasa, y el Royalti esta en la lista de lo primerito. Gracias!

    ResponderEliminar
  15. Me gusta mucho el paseo que vas a darnos por tu ciudad estas dos semanas.

    Precioso el café. A mi sí me gustaría sentarme a toma un café y leer un libro junto a las cristaleras. Me sentiría en paz.
    La caja registradora una joya como alguno de los detalles. Además el café hace esquina. Un lujo tenerlo en cualquier ciudad.

    Descendiendo a temas más mundanos ¡quién pillara el desayuno de la quinta foto a estas horas!

    Disfruta de los carnavales como tú quieras, cielo. Muas!!!

    ResponderEliminar
  16. Qué lugar, por favor, qué lugar!!! Simplemente increíble, Marta. Tengo ganas de volver a Cádiz y sentarme en este maravilloso café. Me buscaré la vida para contactar contigo entonces.
    Besitos guapa.
    Anne.

    ResponderEliminar
  17. Me encantan las ciudades con historia.... Estuve en "la tazita de plata" hace muchos años y me encantó. Lástima no haber descubierto este café antes. Es impresionante.

    ResponderEliminar
  18. ¡¡¡Menudo sitio precioso, Marta!!!
    Ha sido ver las fotos y enamorarme.
    Debe ser un lugar muy especial, se debe respirar Historia en esas mesas. No puedo dejar de querer visitar la Cádiz constitucional que tanto me ha tocado estudiar :)

    Anotado queda para la escapada al sur que tengo pendiente :D

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
  19. ¡wow! me encantó, ¡tengo que ir a ese café!!!

    ResponderEliminar
  20. Si vais al Restaurante Café Royalty tenéis que probar su atún rojo de almadraba, su solomillo de retinto y su pargo de la bahía, no hay palabras para describir lo maravillosamente deliciosos que están. El Royalty es un lugar mágico como has descrito y su gastronomía es de otro nivel.

    ResponderEliminar
  21. Polito, tus posts me dan unas ganas de mudarme a Cádiz un tiempito que no sé cómo me estoy aguantando aquí...

    ResponderEliminar
  22. oooohhh!!! precioso rinconcito en Cádiz! cuando estuve hace años fue un viaje tan relámpago que no me dio tiempo a disfrutar de lugares así... :) ¡Habrá que volver! un abrazo!

    ResponderEliminar
  23. No sé cómo decirte que adoooooooro este tipo de cafeterías... Ojalá no se pierdan nunca... son románticas tienen muchísima historia... en cada detalle...
    Estuve por Cádiz hace mucho tiempo y no pasé por ahí... tendré que recuperar la visita y no olvidarme de esta preciosa cafetería. Me encanta tu propuesta! mucha suerte!

    ResponderEliminar
  24. Que maravilla!! Esta claro que no sabia que todavia quedan cafeterias asi....pero no dudare de visitarla cuando vaya para mi Caí! Gran propuesta!!
    Besos

    ResponderEliminar
  25. ¡¡¡Bueno Bueno!!! me estaba imaginando como Mª Antonieta tomando un rico té enfundada en un vestido con enaguas y con escote balconet jajaja
    Ha sido como teletransportarse a otra epoca, me chifla!!
    un beso

    Carla (www.thedecosoul.com)

    ResponderEliminar
  26. Graciasss por las indicaciones...y por enseñarnos este lugar... Parece de pelicula...
    Ese desayuno te lo prepararon a ti???jijiji
    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  27. Digno de visitar; fijo q las fotos no le hacen justicia...
    Adoro la máquina registradora, que tesoro!!!!

    Saludos!

    ResponderEliminar
  28. Es una joya, que preciosidad!!!, gracias que cayó en buenas manos y fueron fieles en su restauración. Un saludo

    ResponderEliminar
  29. Es un tesoro este lugar¡! He estado en dos ocasiones en Cadiz, que buenos recuerdos¡!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  30. ¡QUE MARAVILLA! Me encantaria tomar un brunch en este sitio....tendré que escaparme a Cadiz jajajaja

    ResponderEliminar
  31. Es como viajar a otra época, como disfrutaría en un sitio como este !!

    ResponderEliminar
  32. He alucinado con tu propuesta. Me dice que es Viena y me lo creo. Qué sorpresón!!!! Me lo apunto sin dudarlo. Un besote

    ResponderEliminar
  33. Es una cafetería preciosa. Fantástico disfrutar un delicioso pastelillo con un rico café, y también sus estupendos platillos...en cuanto pueda allá estaré, prometido.

    ResponderEliminar