Vivir en un colegio

Mi padre es maestro y durante unos años, cuando yo era peque, estuvo destinado en un colegio ru...


Mi padre es maestro y durante unos años, cuando yo era peque, estuvo destinado en un colegio rural. Era un lugar entrañable, compuesto por dos aulas, un patio y una casita. Durante ese periodo, vivimos en aquel enclave tan especial que, desgraciadamente, ya no existe. 


Os parecerá una tontería, pero uno de los recuerdos que conservo con más cariño de aquella época es el de una tarde en la que mis amigas y yo nos colamos por uno de sus enormes ventanales en una de las clases, abrimos la caja de los disfraces y pasamos el rato jugando con ellos, a carcajadas entre pelucas y sombreros.


Y es precisamente aquella tarde la que se me ha venido a la cabeza cuando he visto este antiguo colegio victoriano convertido en la nueva casa de mis sueños.















La combinación de antigüedades, objetos vintage y elementos contemporáneos, como las lámparas de estilo industrial, me parece sencillamente ideal, pero si tengo que quedarme con algo, sin duda elegiría esa maravilla de cocina construida con lo que parece madera recuperada de cajas varias. Ainss, algún día...

http://www.canelaynaranja.es/p/blog-page_14.html

You Might Also Like

22 COMENTARIOS

  1. Los coles rurales son lo más. Yo he tenido la suerte de ir a uno hasta 1º de EGB y fue de las mejores experiencias que recuerdo. El patio, los jueguetes, los instrumentos, los libros, los murales y lo bien que nos lo pasabamos allí. Es una pena que hayan desaparecido.
    Un beso!!

    ResponderEliminar
  2. O sea que eráis un poco revoltosillas, jajajaj... Imagino que te habrán quedado un montón de buenos recuerdos de aquel colegio. Feliz semana :D

    ResponderEliminar
  3. Muchas casas de tus sueños tienes tú, jajaja...
    La verdad es que el colegio transformado en casa está super chulo, aunque lo cierto es que yo soy más de ciudad... Bueno, de las afueras pero de ciudad al fin y al cabo...
    Besos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, bueno, no te puedes ni imaginar... Es que, en lo que a casas respecta, soy totalmente infiel: cada día me enamoro de una ;)

      Eliminar
  4. está ideal, fíjate que pienso que vivir en un sitio así es el sueño de muchos niñós! o de niñas mayores! ja ja ja
    besos

    ResponderEliminar
  5. Vaya un privilegio, vivir en un lugar como este!!!,
    Bss

    ResponderEliminar
  6. Que maravilla!!!! Los ventanales son fantásticos, la mezcla de sillas y los carteles "de colegio"!!! Todo un privilegio!!!
    Bss

    ResponderEliminar
  7. ¡Qué maravilla! yo me quedo con ese dormitorio-buhardilla, imagino lo mágico que debe ser leer en esa cama con la madera como techo, qué preciosidad...

    Aisss, nos haces soñar!

    Un besito, preciosa

    ResponderEliminar
  8. Es bonito pero no me iba a vivir a un colegio victoriano ni loca... en esa época lo arreglaban todo a varazos, seguro que están los pasillos llenos de fantasmas como en Hogwarts...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JAJAJAJAJAJAJA Yo me quité todos los escrúpulos cuando me vine a esta casa (comunicaba con la iglesia contigua y es donde vivía el obispo hace trescientos años, a saber la de fechorías que se han cometido entre estas paredes).

      Eliminar
    2. jajaja, fantástico comentario el de tres arándanos, lo cierto es que yo también lo he pensado, con la diferencia, que a mi estas cosas me atraen, edificios antiguos, sus historias y sus cosas... me ha encantado tu historia, viviendo en un colegio, sin duda son esas cosas especiales que uno siendo consciente de ello, aprecia haber vivido.

      Eliminar
  9. ¡Corcho con tu casa!
    Ya sabía lo de la iglesia, pero no había pensado en todo lo que habrán visto y oído esas paredes.

    Me ha hecho mucha gracia eso de que eres totalmente infiel a las casas, ja, ja, ja...
    Bssss, Canela

    ResponderEliminar
  10. pues no me importaría vivir ahí.............me haría un rincón donde poder pintar........................

    los muebles de la cocina son super originales...me encanta

    http://mirincondesueos.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  11. jejeje, mi padre también es maestro! Es un sitio bonito, aunque yo soy un poco más urbanita...
    Un beso!

    ResponderEliminar
  12. Un recuerdo precioso.
    Seguro que era un colegío con mucho encanto.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Vaya pasada de colegio/casa!!!!!!, aquí si que me iba a inspirar yo!!!!!, con esos ventanales por los que entra tanta luz, quien heredara algo semejante...
    besos,
    Immacreativa

    ResponderEliminar
  14. ¡Que bonitos recuerdos nos explicas! lo has explicado con tantos detalles que me parece estar allí mirándoos. Sin duda son cosas que siempre se guardan muy adentro de nuestro corazón y nuestra mente. Y gracias a estas imágenes hemos conocido esa aventura tuya de pequeña.
    Yo me quedo con la cocina, con el dormitorio y con esa pared repleta de cuadros.
    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  15. Sólo puedo decir ¡Qué gozada!

    un besito

    ResponderEliminar
  16. Me ha encantado esta casa/colegio!! Cómo es la memoria...mi abuelo era jefe de estación de tren y de pequeña viví en la casa de la estación. Qué preciosos recuerdos de infancia!!
    Bsts

    ResponderEliminar
  17. Qué historia tan entrañable, me ha encantado. Preciosa la nueva casa de tus sueños! Quién pudiera!!
    Saludos

    setratadeviajar.blogspot.com

    ResponderEliminar
  18. Es una preciosidad, se ve acogedor en la amplitud y eso no es tan sencillo de lograr.
    Feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  19. Vaya decoracion mas chula la verdad que me ha entusiasmado!!besos

    ResponderEliminar