Todo lo que siempre quisiste saber sobre las mesas auxliares de palet y nunca te atreviste a preguntar

Culo veo, culo quiero. Sí, básicamente esa es la expresión que mejor definía mis sentimientos p...


Culo veo, culo quiero. Sí, básicamente esa es la expresión que mejor definía mis sentimientos por las mesas auxiliares de palet. Las veía por todos lados, tan monas, con sus ruedecitas, con el orgullo intrínseco que rezuman las piezas DIY y ese toque industrial tan chulo, y me moría de envidia. Por eso aquel día en que encontré cerca de casa tres palets europeos (de los grandotes) lo interpreté como una señal del destino y me dije "esta es la mía". Ahora bien, tengo que deciros que no es oro todo lo que reluce y, en esto de los DIY hay mucho príncipe que sale rana. Por eso voy a contaros cómo fabriqué la mía y, sí, todito todo lo que se esconde tras este tipo de mesas, tanto lo bueno como lo malo.

Lo primero que tenéis que saber es que "low cost", lo que se dice "low cost", no son. Que no os engañen. Tened en cuenta que ya sólo el palet vale dinero, no los van regalando por las esquinas. Quiero decir que yo tuve suerte porque sí, encontré justo los que necesitaba y estaban en buenas condiciones, pero si hubiera tenido que comprarlos me habría salido la broma por unos 20 o 25 euros (cuestan entre 7 y 8 pavos).

Las mesas de palet que he visto normalmente en blogs y revistas se componen básicamente de un palet y unas ruedas. Con mis palets delante, saqué el metro y no me salían las cuentas: habría quedado una mesa ridículamente baja. Por eso decidí unir dos palets apilados y, de este modo, darle un poco de altura extra. O sea, que si estás pensando hacerte una, calcula que al menos necesitarás 2 palets (16 euros, ve sumando). Eso sí: al unirlos, puedes utilizar el hueco que queda entre ambos como espacio de almacenaje extra, y eso en el salón es un gran cable.

Otro tema son las ruedas. En serio, ¿de dónde saca la peña las ruedas? Porque yo las he buscado en cientos de sitios, y eran muy caras y/o muy pequeñas. ¡Ni siquiera las encontré en Leroy Merlín! Afortunadamente, siempre queda el Asian shop (término acuñado por las chicas de DecoSurVintage y que me permito adoptar porque me parto con él), y después de visitar varios, finalmente encontré unas de tamaño más o menos adecuado y a un precio razonable: 5 euros. Que sí, que no es mucho, pero hay que tener en cuenta que se necesita una para cada esquina, así que multiplica por 4 y, voilà, ya van 20 euritos en ruedas.

No sé si os habéis fijado alguna vez, pero los palets tienen ranuras entre las tablitas. Y en casa usamos mucho la mesa del salón para cenar, tomar café... Obviamente, tener huecos en una superficie en la que se pone café hirviendo habría resultado bastante incómodo (o incluso trágico), así que tuve que pensar un truquillo. Vi que muchos le ponen un cristal, pero no me convencía la idea: lo que más me gustaba de este proyecto era tener una mesa ruda sobre la que poder poner cosas calientes o los pies sin problemas. Es decir, que de cristal, nada de nada. 

Finalmente se me ocurrió desmontar uno de los palets, el que no necesitaba, y utilizar las tablas más estrechas para ponerlas en las ranuras del otro. Me pareció la estrategia perfecta para conseguir una superficie plana y sí, en abstracto molaba pero... ¿Habéis intentado alguna vez desmontar un palet?

Llegados a este punto, quiero hacer un inciso en mi narración para felicitar oficialmente a los constructores de palets por su buen hacer porque, desde luego, los jodíos son muy muy muy firmes y están muy muy muy bien clavados.

Tenía muchísimas ganas de construir yo solita mi mesa pero, en vista del último revés, me vi obligada a ir con los palets y la cabeza gacha a pedir ayuda a un carpintero para que quitara las tablas del palet extra y, ya que estaba, las cepillase un poco y las clavase en los huecos del otro. Otros 20 euritos.

Mientras el señor -al que tuve que explicar varias veces lo que pretendía porque no daba crédito- hacía su trabajo, me dediqué a hacer acopio de los materiales necesarios para poder terminar mi mesa en cuanto acabara: tornillos pequeños para las ruedas, otros tantos grandes para anclar los dos palets apilados, nogalina para darle un toque "usado", lija, cera para protegerlo... 10 euros.

Ahora bien, el gran momento por fin llegó. El carpintero había hecho un trabajo fenomenal y, por fin tenía mis dos palets preparados (los restos del "desguazado" se los quedó él by the same face, por cierto), todo lo necesario para construir mi ansiada mesa y una tarde por delante. Y me puse manos a la obra.

Respecto a esta fase del proyecto, apenas tengo quejas porque me gusta bastante el bricolaje. Eso sí, no penséis que fue fácil: los palets pesan mucho así que trabajar con ellos cuesta (mi espalda lo sabe); los palets son muy duros, así que clavar cualquier cosa en ellos cuesta (incluso contando con un atornillador eléctrico, uno de los mejores inventos de la historia de la humanidad); la nogalina salpica, pica y mancha y la cera de madera suele marearme un poco. Pero, ¿sabéis qué? A pesar del dineral invertido, del come-coco sobre cómo construirlo, de haber perdido todo un día de relax vacacional playero y de terminar agotada, sucia, dolorida y ligeramente colocada, el esfuerzo valió la pena porque por fin tengo mi mesa de palet, que luce en el salón así de bonita:


Y como sé que much@s de l@s que me leéis sois tan caprichos@s, masoquistas y envidios@s como yo, y por lo tanto, aun sabiendo toda la verdad sobre las mesas de palet querréis construiros también una en lugar de daros un paseo por Ikea y pillar por dos duros una lack, os he preparado un tutorial con el paso a paso necesario para hacerla:

Fotografía: Marta de Beauvoir para Canela y Naranja | Todos los derechos reservados

FACEBOOK  |  GOOGLE +  |  TWITTER  |  BLOGLOVIN  |  PINTEREST

http://www.canelaynaranja.es/p/blog-page_14.html
http://www.canelaynaranja.es/p/blog-page.html

You Might Also Like

46 COMENTARIOS

  1. Para eso está el tiempo libre!!! para hacer algo útil con el, jeje. Te ha quedado chulísima.
    xoxo
    TCV

    ResponderEliminar
  2. Me encanta como te ha quedado, pero yo me uno a tu rarismo, mi semana de vacas en agosto, está perfectamente planeada en...tapizar una silla, pintar 2 sillas más y una mesilla y si llego una cómoda de cajones!!! titititititi, y yo feliz!!! jajajajaja

    besO!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pero qué raritas hemos salido jajajaja!

      Eliminar
  3. Jajaja ¡Nos partimos con tu narrativa, Marta! En primer lugar decir que ha quedado preciosa en tu salón. Nosotras somos unas de esas caprichosas o envidiosas de culo veo, culo quiero, jeje. Tenemos un palé en el taller al que nos da miedo meterle mano por eso que dices de lo difícil que es desarmarlo. Y también nos hemos encontrado con la sorpresa del precio de unas simples ruedas que necesitábamos para una camarera.... El caso es que el resultado ha merecido sin duda la pena. ¡Un hurra por Marta y por su nueva mesa de centro!

    Besos a montones de las dos

    J&Y

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Otros tantos para vosotras y no olvidéis enseñarme lo que quiera que vayáis a hacer con ese palet...

      Eliminar
  4. Jajajaja, me encanta leerte!!
    No te quejes que por aquí (o al menos donde yo he preguntado) el palet está a unos 15€ de ese tamaño!!! (muérome!) así que lo dejé estar... pero no pierdo la esperanza de algún día ponerme a hacerlo!
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues por ese precio casi que haría alguna "incursión nocturna" en alguna obra, ya sabes...

      Eliminar
  5. Pues te ha quedado genial! Yo creo que la cosa está en ir a sitios donde se está construyendo a buscar palés o esperar a que el destino te los ponga delante, porque si tienes que comprarlos y gastarte la pasta de la vida casi que más vale que le lleves una foto al carpintero y la haga a su imagen y semejanza.. jaja

    Antes se encontraban a menudo, pero como el DIY está en auge, pues también se hace negocio con ello.. aunque para mí el "hazlo tu mismo" también tiene mucho que ver con reciclar y evitar comprar, sinó al final acaba siendo algo parecido a comprar algo por fascículos e irlo montando. He salío un poco punki, que le vamos a hacer.. xD

    Me encanta muchísimo tu resultado :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto, yo no los compraría JAMÁS, antes los mango en alguna obra (a mí también me sale de vez en cuando la vena "punki").

      Eliminar
  6. Te admiro, yo soy súper torpe para estas cosas. Reconozco que me encantaría tener una mesa de centro hecha con pales, pero lo último que se me ocurriría es ponerme yo misma a fabricarla. Casi mejor me quedo con la que tengo, que es de Ikea y tampoco está tan mal, jejejeje
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡No digas eso que todo es ponerse y nadie nace sabiendo! Además, quitando lo de desmontarlo, el resto es súper fácil, en serio.

      Eliminar
  7. A mi me parece muy bien empleado tu tiempo libre. Y la mesa ha quedado estupendamente. Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Te ha quedado estupenda, estas cosas siempre parecen faciles pero cuando uno entra en harina la cosa se complica, lo bueno es que no te has dado por vencida y te ha quedado un salon chulisimo!!!
    Muchos besos!
    Nika

    ResponderEliminar
  9. Jajajaja....yo también me he reído mucho con tu narración, jajaja.....
    Ahora bien, esto ya es serio, la mesa ha quedado estupléndida de la muerte, me encantaaa...... Queda fenomenal en tu salón, es cómoda, industrial, y adorable, te felicito por el "gran trabajo"

    Y sí, he intentado desmontar un palé y no había modo, también tuve que pedir ayuda!!

    Ahora a disfrutar la mesita, está súper chula!!
    Besotesss!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Además es súper cómoda! Mola tela poder moverla para limpiar, acercarla para comer y poder poner los pies arriba sin miedo (incluso me he subido encima para cambiar la bombilla jajajaja).

      Eliminar
  10. Pues estoy contigo!!! A mi también me gusta invertir mi tiempo de ocio en hacer cosas con palets y demás...
    La próxima acercate a una imprenta... Ya que ahi tienen los palets ya bonitos como el tuyo de arriba...puede que te lo den o puede que tengas que pagar pero poco.(yo tengo la suerte de tener varios porque el primo de mi novio me los regala...). Tengo en mente hacer algo parecido asi que soy como tú...culo veo culo quiero...jijiji
    Como me he reido con tu relato de los hechos pero tienes toda la razón del mundo ....eso si!!! La mesa puedes estar orgullosa de ella!!!! Disfrutala!!!
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jopetas, ojalá lo hubiera sabido antes :S

      Eliminar
  11. Ja,ja,ja igual que nuestras compis nos estamos tronchando de risa.
    Que graciosa pero no es ni más ni menos que la pura realidad.
    Tenemos pendiente una mesita de estas y la tuya nos ha dejado con unos dientes muyyyyy largos,las de Ikea no nos sirven.
    Pero después de tu experiencia necesitamos las dos manos de nuestras parejas y para esto no sabemos si las gallinas tendrán dientes!!!
    Que la disfrutes porque es de revista.
    Besos de las dos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Guau, qué piropazo, gracias chicas :)

      Eliminar
  12. Me viene de perlas tu tutorial con tanta buena información ya que tengo pendiente hacer una para un compi de trabajo, así que te copiaré y seguiré tus pasos.


    Muchísimas gracias

    Bss

    ResponderEliminar
  13. Gracias por e tutorial! Eso del 'low cost' pasa mucho que crees que lo puedes encontrar y luego es muy difícil.
    Otra cosa es el gusto que da tener en casa algo que se ha hecho una misma.. eso a mi me da mucho gusto, y eso que no soy manitas para muebles, pero si hago un albúm de fotos, unas galletas, un vestido.. me encanta saber que lo he hecho yo con mucho cariño, auqnue posiblemente me haya salido más caro que comprado..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que las creaciones propias siempre molan más, por eso valen la pena, ¿verdad?

      Eliminar
  14. Nena pues te ha quedado estupendamente después de todo el currelo. Mira que leyéndote se me han quitado las ganas de meterle mano a mi cocina. Me pide a gritos un tuneo, pero viendo cuanta faena has tenido que hacer para un simple mesa, me da que no voy ni a empezar.
    Eso si, te habrás quedado la mar de agusto cuando la hayas visto terminada. Por cierto, divina.
    Besotes.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Thank you, Maribel! Pero por dior, no dejes de meterle mano a tu cocina, que me encantan los antes y después y este promete.

      Eliminar
  15. Muy buen trabajo, ha quedado estupenda y lo has contado con mucha gracia, aunque la tarea haya resultado bien laboriosa.
    Bstos

    ResponderEliminar
  16. Hola!!! tu mesa, tu decoración y tus fotos te han quedado de revista, jajaja y lo cuentas con mucha gracia, se nota que lleva mucho trabajo pero a valido la pena, besitos

    ResponderEliminar
  17. Me ha encantado y me ha dado mucha envidia, pero teniendo pitufos por casa las mesas con ruedas son NO-NO.
    No paro de pensar en el pobre carpintero, debió de pensar que estabas muy mal de la cabeza. Pero creo que es precisamente el trabajo del buen hombre lo que hace que tu mesa sea una maravilla y no un peligro en potencia.
    Te ha quedado genial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, el pobre está empezando a acostumbrarse a mis locuras xD

      No entiendo lo de las ruedas, ¿por si lo usan en plan trineo o qué?

      Eliminar
  18. Yo también caí en la tentación de la mesa de palets, no me costó tanto porque las tablas no tenían esa separación pero el resto del proceso fue tremendo, algún día le hago una entrada especial!!
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me encantará verlo, así que no dejes de hacerlo por fi.

      Eliminar
  19. mi post va de playas...pero si te digo la verdad, soy tan rarita como tu y dedicaría con gusto mi ocio a hacerme una mesa como la tuya...de hecho el otro día a mi también me estuvieron llamando 2 palets abandonados en la calle al lado de mi casa pero mi familia no me lo permtió: "Otro trasto más no, mamá por favor!!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JAJAJAJAJAJA Sé lo que es eso, mi churri también me ponía a menudo carita de pena cuando volvía con trastos (ahora he conseguido que se una a la secta y de vez en cuando llega súper feliz a casa con basurilla para mí).

      Eliminar
  20. Te ha quedado chulísima!! está claro que el esfuerzo ha merecido la pena..., eso sí te agradezco que cuentes tanto lo bueno como lo malo, porque está claro que no todos los DIY son baratos, de hecho la mayoría de las veces sale más caro hacerlo tú..., claro que no da la misma satisfacción que cuando lo compras...
    Bsos
    Leo

    ResponderEliminar
  21. Que chulada!!! eso es invertir bien el tiempo de ocio en cosas productivas, si señor!! que apañá que eres hija!! hay que ver... que bien y que apañito que tienes el salón y la mesa le ha dado un toque de 10!!

    Besazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lorena, me hace mucha ilu que me lo digas :)

      Eliminar
  22. Genial tu relato la verdad que los palets son caros a no ser que tengas la suerte de encontrarlos pero te ha quedado preciosa!!besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Estoy muy contenta con el resultado, la verdad.

      Eliminar
  23. Un trabajo muy interesante y una buena manera de ocupar nuestro tiempo ocioso en algo que nos gusta hacer
    Es conveniente que comencemos a educarnos para el ocio que dentro de algún tiempo, con tantos avances tecnológicos, lo tendremos.
    Besos hoy desde
    http://siempreseraprimavera.blogspot.com.ar/2014/07/gato-por-liebre.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Norma. Yo también pienso que estamos abusando de vez en cuando necesito construir cosas con las manos.

      Eliminar
  24. Madre mía! Qué pasada! Yo también quiero una ;)
    Jeje
    Besitos!

    ResponderEliminar
  25. Gran post!!!! Y claro, ahora es culo veo culo quiero... yo también quiero la mía. Gran tutorial. Un besazo

    ResponderEliminar
  26. No lo había leído y me ha encantado y tronchado, y cuanta razón, yo tengo uno guardadito y me pegue una paliza para recogerlo y llevarlo hasta el coche...Pero mi falta de tiempo y de espacio para guardar más me tira para atrás...sino sería un peligro andante porque también me gusta "gastar" mi tiempo en estas cositas rarunas, ja,ja....La satisfacción de una cosa hecha por ti no se paga, pero me encanta que hayas contado las cosas como son, yo tengo unos cuantos DIY fallidos que sobre el papel o en printerest parecían chupaos!!!

    ResponderEliminar