La cosa más dulce

Hace unos 10 años (madre mía cómo pasa el tiempo) estaba buscando información sobre Franz Ferdinand...

Hace unos 10 años (madre mía cómo pasa el tiempo) estaba buscando información sobre Franz Ferdinand  cuando di a parar a un foro sobre este grupo. Por aquella época yo no tenía ni idea del universo 2.0, pero empecé a interactuar con los usuarios y me lo pasé pipa, así que me hice usuaria oficial del foro y volví habitualmente durante una temporada. Fue en él donde conocí a Helena, la chica más dulce del mundo, y desde entonces hemos mantenido una amistad virtual sin llegar a vernos nunca en directo.

Tras tantos años de contacto, Helena se ha convertido en una persona muy especial para mí, por eso lo que ocurrió el otro día me hizo muchísima ilusión: Sonia, la autora del blog Hay un trasto en mi trastero, organizó un intercambio súper molón al que me apunté sin dudarlo ni un segundo. Y resulta que, casualidades de la vida, Helena también se había apuntado y, precisamente, le tocó regalarme a mí. ¡Imaginaos el shock cuando recibí el paquete y vi su nombre en el remite!


Quienes siguen el blog por facebook o twitter ya habíain visto los paquetitos tan monos, pero no las boniteces que escondían. Pues bien, aquí las tenéis:




1. Mi "algo dulce" ha consistido en una tableta de chocolate amargo (mi preferido) y un paquete de palmeritas sin huevo, leche ni trigo (¡y no sabéis lo difícil que es encontrar dulces aptos para mí!).

2. El "accesorio para el desayuno" ha sido un pack de posavasos preciosísimos de sandía hechos a mano. Tengo que confesar que me tienen tan enamorada que los tengo siempre en la mesa del salón pero no dejo que nadie los use.

3. Se supone que esta acuartela de gerberas es el "algo que me alegre el día". Y, sí, lo consigue porque es taaaaaaaaaaaaaaaan precioso. ¡Sabía que era muy creativa, pero que fuera una artista!

4. Y, por si fuera poco, acompañó el paquete con una carta súper tierna y un marcapáginas que es PURO AMOR, ¿no es pa comérsela?

Por eso hoy quería dedicarle esta entrada bloguera, cientos de besitos y una canción de Franz que me encanta y me pone muchísimo las pilas. Mil gracias, tesoro, por hacerme sentir tan especial y cuidarme con tanto mimo. A ver si por fin coincidimos en la misma parte del universo y podemos salir a alguna pista a bailarla cantando como locas...

You Might Also Like

15 COMENTARIOS

  1. Wow que casualidad y que bonito todo!!

    Viva el 2.0 y esas amistades virtuales!!

    Ahora a disfrutarlo!

    un besote

    ResponderEliminar
  2. OOH!! Cuantas preciosidades!! Asi da gusto!! Que genial que te encontraras con tu amiga en este encuentro, que coincidencias mas buenas surgen a veces!!
    Que tengas un buen fin de semana!
    Besos!
    Nika

    ResponderEliminar
  3. Jajaja que inocentes sois, vosotras os pensáis que todo lo que pasa en mis intercambios es casualidad??? en serio??? jajajajaja pues a veces, una que es como un Rey Mago y todo lo sabe, hace por que se cumplan pequeños deseos...jijijiji, me alegro MIL de que estés tan feliz con tus regalitos!!

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué bonita historia, Marta, de esas que nos emocionan y nos hacen sonreír! Ese encuentro tiene que hacerse realidad sí o sí.

    PD: Nosotras tampoco dejaríamos que nadie usara esos preciosos posavasos...

    Besos mil de las dos a las dos

    J&Y

    ResponderEliminar
  5. Qué chulo todo!! No me extraña que estés tan contenta.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Qué costas más chulas, aunque hecho de menos las que he recibido yo jeje, esas si que molan!!!
    Xoxo
    TCV

    ResponderEliminar
  7. Una historia muy tierna y unos regalos fantásticos! Los posavasos son divinos!
    Besos de las dos

    ResponderEliminar
  8. Estáis destinadas Marta¡! bonita historia....y esos regalos que buena iniciativa.

    ResponderEliminar
  9. Que bueno es tener una amistad asi!!! El mindo blogueril trae maravillas!!! Lo digo por experiencia!!!
    Que cosas mas chulas!!! Disfrutalas!!!
    Besitos

    ResponderEliminar
  10. Así da gusto claro que sí, es muy hermosa la historia del regalo!!
    Bss

    ResponderEliminar
  11. ¡Cuantas vueltas da la vida! quién te iba a decir que vendrían de parte de esta gran amiga. Que historia tan bonita hay detrás de todo, eso es una verdadera amistad aunque uno no se haya visto, pero existe gente buena por ahí.
    Preciosos los regalos tan bien pensado y tan tan personalizado que dan ganas de echar una lagrimita, seguro que a ti se te escapó alguna. Ahora solo te queda disfrutar de todo, tener presente a esta amiga cada día con sus recuerdos y que llegue pronto el día del encuentro. Ese día tienes que hacer también una entrada tan estupenda como esta.
    ¡Feliz fin de semana Marta, besitos!

    ResponderEliminar
  12. Qué bonita historia y qué regalos más chulos!! Yo tampoco les dejaba usar los posavasos, jeje!!
    Bsts y feliz finde

    ResponderEliminar
  13. ¡Menudo paquete! Seguro que la carta te emocionó un montón, estos intercambios siempre me enternecen.

    ResponderEliminar
  14. Cómo mola! Menudo regalazo! Me han enamorado esos posavasos de sandía son una monada! Y me he puesto tierna con la historia...ya os imagino corriendo a las dos por la playa una en pos de la otra...y de fondo? Franz Ferdinand por supuesto ;P
    Bsos

    ResponderEliminar
  15. ayssssssssssss...si es que te leo y se me pone una sonrisa más tonta.... jajajajaja Aunque sabes? yo creo que son más de 10 años... :O

    La verdad es que fue genial todo porque las ideas que yo tenía en mente para el intercambio encajaron a la perfección con tus gustos (me estudié a fondo los links que le mandaste a Sonia!). Así que fue el destino, estoy convencida!!

    Espero que pronto podamos vernos y echarnos unos dancings!!!!! :D

    Miles de besos, bomboncito!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar