Interioristas españoles: Ricardo Bofill

Érase una vez una fábrica de cemento del siglo XIX abandonada y triste en un reino muy lejano.....


Érase una vez una fábrica de cemento del siglo XIX abandonada y triste en un reino muy lejano... Barcelona...


Los habitantes de aquel reino ya habían perdido totalmente la esperanza de que resurgiera la vida entre los desolados muros del pobre edificio en ruinas, hasta que un poderoso mago de la arquitectura dio con ella y decidió rescatarla del olvido.



El mago fue reparando los estragos que había causado el cruel e inexorable paso del tiempo: limpió las chimeneas, engrasó su maquinaria oxidada y reparó la maltrecha estructura de los edificios.


Y cuando parecía que iba a reabrir sus puertas, para sorpresa de todos decidió convertirla en su nuevo hogar.


Y allí vivió feliz con toda su familia durante mucho, mucho tiempo, comiendo perdices o lo que sea que comen los arquitectos ricos, hasta que una gaditana muy envidiosa llamada Marta, en un alarde de agilidad, fuerza y destreza ninja jamás vista en una deco blogger de metro y medio, la asaltó, los echó y se la quedó.

FIN


PD: ¿Quieres ver otros reportajes sobre interioristas españoles? Puedes verlos aquí.

You Might Also Like

23 COMENTARIOS

  1. Qué post más original e inspirador. Recuerda a las obras de Ken Adam (James Bond), parece una guarida. Hacía tiempo que no veía algo tan espectacular, enhorabuena. Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. jajajajajajaja, me encanta!!! me pido asaltarla contigo!! yo con un rinconcito y una cama me apaño...
    es espectacular, y me encanta cómo has contado el post, enhorabuena.
    mil besos guapa!!

    ResponderEliminar
  3. Menudo castillo!!! Y cuanto sitio para limpiar jajaja

    ResponderEliminar
  4. Madre mía, qué maravilla, perpleja me he quedado.............

    ResponderEliminar
  5. Qué suerte tienen algunos. Jajajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
  6. Me encantan esas ventanas taaan altas y estrechas... menuda mole de edificio!
    Y es verdad, este hombre ha hecho magia de la buena.

    Geniales descubrimientos, como siempre ;)

    Besotes

    ResponderEliminar
  7. O sea que estas ahi ahora??? Voy corriendo pallá!!!! Wauuuuuu!!!! Qué pasada!!!!!
    Graciassss por enseñarnosla...ya que no la he visto nunca!!!
    Me encanta tu"nueva" casa!!! ;-)
    Besosss

    ResponderEliminar
  8. Madre del amor hermoso!!!. En una casa así yo me volvía loca del todo. Ahora entiendo los desvaríos del heredero.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  9. ¡Qué pasada de casa! ¡Parece una catedral! ¡me encanta! yo también me mudaba sin dudarlo...¡que crack! :)

    ResponderEliminar
  10. Pues estoy sin palabras. Porque aparte de bella, me ha encantando escucharle y bueno, además de aprender, ver que opino como él en muchos aspectos. Un lugar realmente inspirador. A ver si voy a tener que retractarme de mi último sopa de sobre eeeeh!!??! JAJAJAJA

    ResponderEliminar
  11. Impresionante! Y no nos puedes hacer un hueco? Seguro que cabemos todas!
    Porfaaaa.....
    Un beso de las dos

    ResponderEliminar
  12. ¡Ahhh, Marta, la casa de Ricardo (para los amigos...) siempre nos ha subyugado! Y cada vez que la vemos nos sigue impresionando tanto como la primera vez que la descubrimos.

    Besos mil de las dos

    J&Y

    ResponderEliminar
  13. Bua!! es una pasada de sitio, impresionante!!. Alguna vez he estado cerca... Al lado está también los edificios que construyó Ricardo el Walden7 (http://www.walden7.com) y al lado sigue en pie la chimenea de la fábrica que era de las más altas de Europa y ahora es un restaurante (http://www.elmirador.cat/)

    ResponderEliminar
  14. AH!! Y vaya colección de sillas iconos del siglo XX, de Gaudí, Mckintosh...

    ResponderEliminar
  15. ¡¡Un post espectacular pequeña ninja gaditana!! Hacia tiempo que no veia nos interiores tan impactantes: es un gran arquitecto que sin duda VIVE su profesion, la disfruta a diario y ha hecho de su pasion su forma de vida. La coleccion de mobiliario del siglo XX que tiene es alucunante.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  16. Jajajaja! Pues si que has tenido destreza. Impresionada de tal maravilla. Las ventanas me parecen alucinantes

    Besos

    WomanToSantiago

    ResponderEliminar
  17. Pues a ver si invitas, jeje!! Qué tengo ganas de ver cada rincón!!
    Bsts y feliz semana

    ResponderEliminar
  18. Qué atrevida Marta!!, pero la tentación era tan grande o más que el castillo...
    Bss

    ResponderEliminar
  19. Flipante!!! La había visto alguna vez y ahora me has hecho recordarla...guaooooo!!! La redacción genial!!
    Guapetona, pasate por mi blog que hay varios premios para ti!!! Felicidades!
    Muxus

    ResponderEliminar
  20. Espectacular el cambio que le dió este mago!!! y si por fuera quedó bonita ya por dentro...ahh! estoy babeando ¿admites compañeras de "piso"?
    Un beso.

    ResponderEliminar
  21. Qué pasada!!! Me mudaba contigo a esa casa a la de ya!! Creo que me conformaría hasta con una tienda de campaña en el jardín, jaja.

    Besitos

    ResponderEliminar