Cuando despertó, la paloma todavía estaba allí

Tengo una duda existencial que me atormenta. No tengo hermanos, de manera que nunca había vivido ...

Tengo una duda existencial que me atormenta. No tengo hermanos, de manera que nunca había vivido con chicos, o sea, que soy novatilla en esto de los hábitos de vida masculinos.

A ver, me considero una mujer medianamente inteligente: tengo (casi) un doctorado, conozco las principales tendencias de la filosofía y el arte y he devorado prácticamente todos los clásicos de la literatura universal. Sin embargo, por mucho que me esfuerzo por intentar darle una explicación racional, después de casi 5 años compartiendo lavadoras con un humano macho sigo sin entender ¡¡¡¿CÓMO ES POSIBLE QUE LOS TÍOS MANCHEN TANTOS CALCETINES?!!!

Sé que a algunxs podrá parecerle una chorrada, pero es un tema que a mí me preocupa muchísimo porque en casa esto empieza a tener consecuencias trágicas, especialmente después de aquel traumático, aterrador y dramático episodio de la paloma.


Resulta que un buen día estaba en el baño haciendo... Pues alguna de las cosas que se hacen normalmente en los baños, vaya, cuando, de repente, vi algo blanco a través de la ventana moviéndose.

Nunca os he mentido pero en una ocasión sí que omití un dato. Cuando os conté aquellas 50 cosas sobre mí os dije que soy animalista, pero no añadí que, a pesar de ello, me dan yuyu los pájaros. No sé, me parece que tienen una mirada sospechosa (y traicionera). Y, si hay unos pájaros que me provocan verdadero repelús, son las palomas. Son como ratas con alas.

Os cuento esto para que comprendáis el angustioso ataque de pánico que me entró cuando abrí la ventana y vi una señora paloma blanca y gorda en el alféizar, rozándose con mis queridos (y ahora difuntos) geranios y observándome con su mirada sospechosa (y traicionera).

En ese momento hice lo que haría cualquiera en mi situación: intentar asustarla para que se fuera. Di golpecitos en el cristal, grité "chuf chuf", "shape shape" y todos los sonidos-espanta-bichos que se me ocurrieron, pero nada.

Así que hice lo siguiente que habría hecho cualquiera en mi situación: cerrar la ventana a cal y canto e intentar pensar en otra cosa con la esperanza de que el dichoso pajarraco se aburriera y se fuera. Pasó la tarde, llegó la noche y me fui a la cama, convencida de que al día siguiente ya se habría ido.

Pero cuando desperté, la paloma todavía estaba allí.

Y eso no es lo peor: ¡se había dedicado a hacer cacas verdes en mi ventana y (ahora difuntos) geranios!

Reconstrucción de los hechos con una imagen real tomada en la zona del conflicto: 


La caca verde hizo aflorar mis mayores temores. No sólo tenía una paloma okupa instalada en la ventana: además, la puñetera rata con alas parecía estar enferma, seguramente con gripe aviar o alguna otra cosa chunga, mortal y súper contagiosa.

Desesperada puse en práctica una serie de actos de los que no me siento nada orgullosa:

- Pensé darle un empujón, pero mi vena animalista me impidió hacerlo.
- Intenté coaccionar a mi chico con el recurrente "tú eres el hombre, haz algo", pero sus escrúpulos pesaron más que el orgullo masculino y se escabulló alegando que tenía que ayudar urgentemente a su madre a mover una maceta o alguna otra excusa igual de poco creíble.
- Llamé al ayuntamiento, a la perrera municipal y a varias protectoras de animales. Obtuve distintas respuestas como "hasta que no se muera no podemos mandar a alguien a recogerla", "¿que que QUÉ?" o "pues chocho, cógela y llévala a la calle". Obviamente, nadie acudió a mi llamada de auxilio.

Finalmente opté por incordiar a un vecino que tiene varios pájaros y rogarle POR LO QUE MÁS QUERÍA que me aconsejara qué hacer. El pobre hombre primero puso cara incrédula, pero luego se ofreció a venir a casa y llevársela. Y, gracias a todos los dioses del Olimpo, lo hizo.

Creo que os encantaría haberme visto inmediatamente después: me "plastifiqué" de arriba a abajo (guantes, mascarilla, gorrito para el pelo), me armé con varias botellas de lejía e hice la limpieza de una ventana más exhaustiva (y un tanto enfermiza) de la historia de la humanidad. Los geranios no sobrevivieron.

Por cierto, el tendedero de casa está justo al lado de esa ventana. Así que cuando unos días después encontré una pluma de paloma en una de las braguitas que tenía tendidas se desató mi nueva manía psicótico-obsesiva: me di cuenta de que las palomas pueden posarse, tocar y hacer caca verde en la ropa si la tiendo ahí. Y, desde entonces... Pues no tiendo fuera. Lo sé, es "rarito", pero oye, en todas las casas hay algún cuadro torcido y este es el mío.

El resultado de todo este drama es que tengo la casa totalmente invadida por los calcetines. A ver si algún día me animo a hacer un reportaje contrastando las fotos de casa que os enseño normalmente en el blog con la realidad porque, sinceramente, en el día a día todo está cubierto de calcetines húmedos: calcetines en la estantería del salón, calcetines colgando en las puertas y ventanas, calcetines en las sillas, calcetines en las lámparas... Mi último invento es usar los taburetes de la cocina para engancharlos en ellos y, como giran, poder darles vueltecitas de vez en cuando para que se ventilen y se sequen antes.

Y, bueno, como no tengo secadora y la ropa tarda el triple en secarse dentro que fuera, mi cesto de la ropa sucia se ha convertido en un antiestético volcán-de-calcetines-sucios-en-erupción que amenaza con invadir nuestro espacio vital y provocarnos una muerte lenta y dolorosa por aplastamiento de ropa sucia o inhalación de gases tóxicos calcetineros.

Por eso me ha parecido tan buena idea esto de tener una bolsa para la colada, como esta de Brabantia: porque podría guardarla en el armario de mi chico para que la vaya llenando de calcetines sucios (o lo que sea) y así no tenerlos por medio molestando.


Además, una vez llena, podría sacar las asas, colgármela en el hombro e irme con ella para la lavadora así de súper buen rollo como la chica de la foto, que digo yo que este sistema será mucho más cómodo que el de machacarme los riñones arrastrando mi actual cesto-volcán-de-calcetines-sucios-en-erupción.

Y lo mejor es que si la bolsa se queda con tufillo a pies pues la puedes meter también en la lavadora porque es lavable. Vamos, toda una fantasía para una maniática de la limpieza ligeramente obsesionada con los olores como la menda lerenda.

¿Y sabéis qué? Que si queréis probarla, los de OcioHogar os la regalan. Sí, sí, como estáis oyendo. Me han ofrecido sortear una entre los lectores del blog (también podían haberse estirado y regalarme alguna a mí, pero bueno ¬¬).

Así que, en resumen, SORTEO y GRATIS. ¿Te quieres apuntar? Pues es así de fácil:

- Comparte esta foto en facebook y sigue allí a Canela y Naranja -> click
- E inscríbete en la newsletter de OcioHogar y síguelos en facebook -> click

Uy, se ha acabado la lavadora... ¡Os dejo que tengo que tender una tonelada de calcetines!

SORTEO CERRADO

PD-. Un apunte para que nadie se quede preocupadx: según los especialistas consultados (es decir, mi vecino del primero A, el súper héroe que tiene pájaros y vino a rescatarme), en realidad no se trataba de una señora paloma gorda con gripe aviar, sino de una cría que estaba aprendiendo a volar y se habría caído, así que lo que hicimos fue devolverla a la azotea con sus papis.

PD2-. Respecto al sorteo, podéis apuntaros desde hoy, 6 de marzo, hasta el 20 del mismo mes. Anunciaré el ganador el 23. Y, lo siento muchísimo por quienes no viváis en la península, pero el sorteo sólo es válido en territorio peninsular. Canarixs, mirad el lado bueno, sois una hora más jóvenes y no sabéis qué es el invierno ;)

Imagen de los calcetines: Sock manufacturers

https://www.facebook.com/canelaynaranjahttps://plus.google.com/113959360953869424615/posts/p/pubhttps://twitter.com/canelaynaranjahttps://www.bloglovin.com/blogs/canela-y-naranja-12728367/http://www.pinterest.com/canelaynaranja/

http://www.canelaynaranja.es/p/blog-page_14.html
http://www.canelaynaranja.es/p/blog-page.html

You Might Also Like

22 COMENTARIOS

  1. Si te sirve de consuelo, a mi me dan un asco y un miedo....Yo también las defino como ratas con alas
    Creo que me traumaticé el día que mi madre me llevo a la Rambla de Barcelona, y no se e ocurre otra cosa, que ponerme pienso en la mano para hacerme una fotos con ellas, cuando vi la manada que se acercaba....ufff todavía estoy corriendo.
    Puedes probar a poner cd´s viejos colgados de esa ventana el reflejo y el movimiento dice que las asusta, aunque no lo he comprobado.
    Lo del sorteo genial, me apunto jajaj
    un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De momento he iniciado un plan renove-cocina para intentar encajar en algún sitio una secadora, a ver si hay manera... Tristemente debo reconocer que se trata de una de mis mayores aspiraciones vitales en este momento jajajaja.

      Eliminar
  2. Lo primero es cierto, algo tiene el sudor de los pies de los tíos que dejan los calcetines duros y no hay manera de solucionarlo y segundo, comprate este tendedero de ikea que es estupendo, antes había otro mejor aùn pero ya no lo venden, ocupa poco y cabe mucho, luego lo pliegas i lo metes detras de una puerta http://www.ikea.com/es/es/catalog/products/40233154/
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, Sara, ¿si te digo que tengo dos como ese y no me cunden?

      Ainss, muchas gracias de todas formas tesoro.

      Eliminar
  3. Qué asco de bichos!!! A mi también me dan repelús y eso que mi tio era cuidador de palomas...buah!
    A mi me pasó algo parecido en una terraza de un piso de alquiler...como sólo se alquilaba en verano...el resto del año las palomas se hacian sus nidos y todo lo que les daba la gana ahi...hasta puse cds (eso dicen que ayuda) y de todo para asustarles pero no habia manera...al final quité todas las cosas que podrian usar de apoyo y funcionó...adiós palomas. Yo si llamé a la protectora y por suerte vinieron enseguida y se las llevaron...
    Sabes que a medida que estabas contando podia imaginarte ...deberias relatar historias y escribir un libro.
    Y porqué habrá tantos calcetines ? No lo sé pero yo me pregunto porque desaparecen siempre uno de los dos? Tengo por lo menos 10 sin pareja!!los voy guardando por si aparecen pero nada...
    Gracias por el sorteo...dejaré que se apunte el resto...y ya les vale...podrían darte una!!!
    Buen finde!! Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ainss, gracias por lo de que debería relatar historias me lo tomo como un halago, pero no me des más ideas, por tu madre, que como me meta a hacer más cosas me da un patatús xDDD

      Lo de los calcetines desparejados es un misterio muy curioso, además, sucede en todas las lavadoras... Molaría hacer una ONG de calcetines sin fronteras a la que mandar todos los que nos queden sueltos, a ver si sus compañeros han aparecido en otras casas.

      ¡Un besazo corazón!

      Eliminar
  4. Bufffffff Marta odio, sí odio estos bichos, ese ruido grgrgr....que hacen y su mirada sí esa que has descrito tan bien, mi manía se extiende a esas viejecitas que les dan pan porque pienso.....bufffff mañana igual hay 2 mas......en fin....una vez presencié una "caza" con red, cebo y demàs por parte del ayuntamiento....porque don una plaga y.....me encantó! Jejeje.....lo siento! Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, pues por lo que veo mi manía está bastante generalizada. Qué bien, eso me hace sentir bastante menos chiflada jajajaja.

      ¡Otro besazo para ti tesoro!

      Eliminar
  5. Jajajaja. Yo también digo siempre que las palomas son ratas con alas. Me dan mucho repelús. En el piso donde vivía antes había un montón y no veas cómo me dejaban las ventanas. Un asquito todo... La bolsa mola un montón. Besotes!!!!!

    ResponderEliminar
  6. ¡¡A mi tambien me dan cierto repelús!! Invaden cualquier espacio vital y son muy cochinas. Si te sirve de consuelo somos muchos los que las consideramos ratas con alas.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Hola ! sigo tu blog desde Argentina pero tengo departamento en Siches . Asi que por favor cuenta conmigo para el sorteo ! cariños
    Ana Cristina Torres

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdon...le dicte a mi hija la respuesta y escribió como sonaba el nombre (cosa de adolescentes !! ) Mi depto. esta en Sigtes ,,,

      Eliminar
    2. No te preocupes, Ana Cristina, te había entendido y supuse que habría sido una errata de teclado. Sin problemas, pero recuerda apuntarte en los enlaces de facebook que tienes al final del post, ¿ok?

      Eliminar
  8. ¡Lo que nos hemos reído con tu relato, Marta! Nosotras no tenemos ese problema con los pájaros pero nos ponemos en tu piel, ¿eh? Aunque nos ha dado un poquito de pena esa paloma bebé... (que malas somos, jajajaja)

    Besos mil de las dos

    J&Y

    ResponderEliminar
  9. Jajajaajajajaja!
    Pero que gracia tienes! Qué risa me ha dado leer este artículo (por tus expresiones y tu forma de contarlo, eh)
    Pobrecita mía...
    Es dificil de solucionar, más aun cuando hay personas que les echan de comer. Y ni con agua caliente se largan!
    En fin...mucho ánimo y sigue luchando!

    ResponderEliminar
  10. Si, jajaja, es muy curioso, lo de la paloma bebé también me ha llegado. Yo no las quiero cerca, en eso coincidimos, por higiene, pero me dan mucha pena cuando las veo rapiñando hasta las colillas.

    ResponderEliminar
  11. Si ya no lo leíste, tenés que leer "La paloma" de Suskind (sorry, pero en esta compu no sé cómo poner la diéresis) te juro que te caés de traste con la situación...me hiciste reír un rato. Y en fin, yo nunca entenderé porqué algunos hombres tiran la cisterna antes de terminar, dejan las toallas sobre las camas (o las puertas, en el caso de no-marido) y creen que las ropa sucia camina solo hasta el canasto. O la bolsa divina que mostrás. Sería lo mismo. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mmmmmm, tomo nota de lo de Suskind.

      Mi churri no es de esos, de hecho, él es el que suele reñirme porque se me olvida tirar de la cisterna, pero sí que genera una cantidad desproporcionada de calcetines sucios. Los echa al cesto, sí, pero madre mía, son muchos :S

      Eliminar
  12. Respuestas
    1. Oy, oy, oy, riéndote de las desgracias ajenas, te parecerá bonito xD

      Eliminar
  13. Pero Marta si son el símbolo de la paz mujer...bueno, yo no tengo problemas con ellas pero cierto es que no he sufrido encontronazos aunque es cierto que en grupo pueden acongojar bastante las aves. gracias por el sorteo!!
    Bss

    ResponderEliminar
  14. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar