La decoración de estilo steampunk

El steampunk nace en el ámbito de la literatura en los años 80 con una clara influencia de la...


El steampunk nace en el ámbito de la literatura en los años 80 con una clara influencia de las obras de Julio Verne y H.G. Wells, que crearon la ciencia ficción moderna un siglo antes, por lo que para entender los entresijos del estilo decorativo en el que ha derivado esta corriente literaria tenemos que remontarnos a la Inglaterra victoriana del siglo XIX.

El descubrimiento de la máquina de vapor, unido a otros avances tecnológicos, dio paso a una verdadera revolución de la industria, pero también de la literatura. Los escritores, fascinados por el desarrollo de la tecnología, comienzan a plasmar esta fascinación en sus obras, dando paso una corriente literaria en la que imaginaban un futuro próximo repleto de inventos extraordinarios que les permitirían descubrir rincones desconocidos del mundo. Incluso algunos que posteriormente llegaron a hacerse realidad, como el submarino de 20.000 leguas de viaje submarino. Y es que, tal como comentaba su autor, Julio Verne, todo lo que una persona puede imaginar, otras podrán hacerlo realidad.


Unos 100 años más tarde surge una corriente literaria que retoma las características de aquellas obras, manifestando incluso su manera de interpretar el desarrollo tecnológico. Es decir, que los autores que se sitúan en ella plantean obras localizadas en un futuro en cierto sentido retro, pues lo describen como algo parecido al que imaginó Verne el siglo anterior, con máquinas de vapor incluidas. De ahí su nombre, "steampunk" (steam significa vapor).

Probablemente ya sabéis lo que ocurrió después: ciertos grupos urbanos se identificaron con esta estética "retro futurista" y nostálgica, quizás porque, tal como dijo Verne, "el porvenir no me inquieta; lo que es duro a veces es el presente", de manera que adaptaron su forma de vestir a la estética de las obras que leían, una versión modernizada de la indumentaria de estilo victoriano mezclada con complementos mecánicos y mucho cuero.


Y, de la vestimenta, pasó a la decoración, que es lo que a nosotrxs nos interesa.

Los interiores que presentan esta tendencia poseen rasgos similares a los de las obras literarias en las que nace la corriente: son viviendas en las que se muestran elementos mecánicos y tecnológicos (lo que en el siglo XIX se consideraría tecnología punta claro), con inventos o más bien "pseudo-inventos retro futuristas", ambiente victoriano y piezas de otras épocas, especialmente las relacionadas con los viajes.

Veamos sus rasgos principales:

a) Acabados industriales: estructura y materiales de construcción a la vista.


b) Elementos arquitectónicos, mobiliario o recursos decorativos, como el papel pintado, de estilo victoriano.


c) También de estilo victoriano encontraremos, como piezas decorativas claves, sombreros y ropa, a menudo "tuneados".



d) Artilugios de lo más variopinto: máquinas de escribir, telescopios, anteojos, barómetros...



e) Piezas recuperadas, entre las que caben destacar los baúles de viaje, los mapas y los globos terráqueos antiguos, que evocan ese espíritu aventurero de los personajes de Verne.


f) Luces tenues y colores apagados que generan un ambiente nostálgico.


g) Engranajes de reloj y maquinaria mecánica.


h) Fotografías en sepia, láminas botánicas, anatómicas o técnicas y libros antiguos.


i) Y, por supuesto, inventos "retro futuristas"u objetos contemporáneos "tuneados".


¿Qué os parece este estilo? Yo creo que si lo aplicas a rajatabla acabas convirtiendo tu casa en un parque temático, pero alguna pieza aislada puede añadir un toque interesante y divertido, ¿verdad?


(Imágenes: 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10, 11, 12, 13, 14, 15, 16, 17, 18, 19, 20, 21, 22, 23, 24, 25, 26, 27 y 28)

https://www.facebook.com/canelaynaranjahttps://plus.google.com/113959360953869424615/posts/p/pubhttps://twitter.com/canelaynaranjahttps://www.bloglovin.com/blogs/canela-y-naranja-12728367/http://www.pinterest.com/canelaynaranja/

http://www.canelaynaranja.es/p/blog-page_14.html
http://www.canelaynaranja.es/p/blog-page.html

You Might Also Like

19 COMENTARIOS

  1. Me encanta esta estética, pero la sobredosis de ella la dejo para las series y películas de anime, locales comerciales, etc. Aunque la verdad es que algunas cosillas si que me la cogía pa la saca, eh? :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues pensamos lo mismo. De hecho, yo tengo algunos detallitos de este estilo por casa (un sombrero de copa, piezas de maquinaria de reloj...), pero sin resultar estridente ;)

      Eliminar
  2. A mi es un estilo que me gusta muchísimo, pero como bien decís con alguna pieza puntual. En cuanto a la vestimenta, no es algo que yo me pondría, pero me paso horas viendo fotografías de gente vestida con ese estilo.
    Feliz Semana santa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a mí me parece un estilo divertidísimo, me encantaría atreverme algún día a vestirme así.

      Eliminar
  3. Me parece divertido pero, como dices, sin pasarse. Jajajaja. Besotes!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, todo en su justa medida. ¡Otros tantos besotes para ti guapi!

      Eliminar
  4. Solo te digo que mi libro favorito es el "lector de Julio Verne" de Almudena Grandes. Lo tengo expuesto en casa como si de una obra de arte se tratara. Ya imagino a Nino su protagonista, rodeado de todos estos artilugios. Y sabiendo que vive no me extrañaría que en su casa hubiera mucho de lo que cuentas. Yo me conformaría con alguna pieza, la que fuera...
    Feliz semana.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡No me lo he leído!!! Mmmmm, me parece que me lo voy a auto-regalar, que me apetece reconciliarme con Almudena (le cogí un poco de tirria con "Los aires difíciles" y desde entonces la tengo abandonada).

      Eliminar
  5. Un post muy bien explicado como ilustrado. Los objetos son chulos, aunque no tendría toda una estancia repleta de ellos pero me gustan.
    Beso,
    Anne.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Anne. A mí me pasa lo mismo, me encantan pero no pondría toda la decoración de este estilo.

      ¡Un beso guapi!

      Eliminar
  6. Alucinante, en el pleno sentido de la palabra. Me quedo con la parte industrial y los mapas, lo victoriano te lo debo. Besos

    ResponderEliminar
  7. Me encanta este estilo, rollo industrial y aventurero, pero para algunos detalles como dicen las chicas...sin pasarnos, jeje!!
    Bsts guapa

    ResponderEliminar
  8. Me gusta muchisimo esta estética, aunque a nivel decorativo la aplicaría en pequeñas dosis.
    Besitos

    ResponderEliminar
  9. ¡Ni idea de que existía esta corriente decorativa, Marta! ¡Nos apuntaríamos a ella con cualquiera de los elementos que evocaran a un espíritu aventurero como el nuestro!

    Muchos besos de las dos

    J&Y

    ResponderEliminar
  10. Como dices algún rincón de la casa sí me cuadra pero no con todos los elementos. Lo de las tuberías, mapas, baúl, cabecero metálico me chifla y esos objetos curiosos sin duda los adquiriría!!
    Bss

    ResponderEliminar
  11. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  12. Te felicito por el post de hoy, me trae el recuerdo de una compi de la facultad de BBAA que era una auténtica erudita en el tema, vamos una friky del stampunk. Recuerdo que expuso un trabajo super chulo y trajo a clase un cómic dentro de su funda (nunca lo había abierto). Entonces la profesora lo abrió para leerlo. ¡Madre mía! casi le dio un infarto, sabes que para un auténtico steampunky todo es objeto de culto.
    El caso es que te has documentado muy bien, nos has mostrado la versión deco de esta tendencia que seguro tiene muchísimos seguidores.
    Feliz Pascua y beso
    Pi

    ResponderEliminar
  13. Algun detallito si mola y para un bar me gusta mucho, diferente!

    ResponderEliminar
  14. ¡Qué buen post! No deja ninguna duda sobre el estilo steampunk.
    Y la verdad es que pequeños toques stempunk creo que pueden dar calidez y personalidad a cualquier habitación.
    ¡Un besote!

    ResponderEliminar