Ni caso al calendario, la primavera ha empezado hoy

Me siento tan extraordinariamente feliz que mientras escribo no puedo evitar que se me escape alg...

Me siento tan extraordinariamente feliz que mientras escribo no puedo evitar que se me escape alguna que otra lagrimilla de alegría, así que veo la pantalla un poco borrosa, pero acabo de vivir algo precioso que me apetece compartir con vosotrxs.

Cuando me mudé a mi casa actual solía comprar en una tienda pequeñita que había a la vuelta de la esquina y regía un matrimonio de abueletes encantadores. Me parecían demasiado mayores como para seguir trabajando, así que, después de mucho tiempo visitándolos, me vi con la confianza suficiente como para preguntarles por qué no se habían jubilado todavía.

Embargados por la emoción me contaron que no tenían familia, sólo un hijo con una discapacidad mental muy grave al que habían cuidado durante toda su vida y, llegados a la vejez, su única aspiración era ahorrar todo lo posible para poder pagar el mejor centro del mundo donde lo cuidaran cuando ellos faltasen.

Poco después vi que la tienda había cerrado. No necesité preguntar nada para suponer lo que había ocurrido.

Tardé mucho en volver a ver a la pareja de abuelitos. Fue junto a la antigua tienda, en la puerta de su casa. Estaban sentaditos en el escalón, completamente vestidos de negro, con la mirada perdida y absolutamente desolados por ese dolor insportable que sólo puede provocar la pérdida de un hijo.

Y así han ido transcurriendo los años. De vez en cuando pasaba por su calle y los veía vestidos de estricto luto y en la misma postura, al principio tan completamente enajenados que ni siquiera me reconocían cuando me paraba a saludarles.

Y aunque poco a poco fueron recuperando el habla e incluso la capacidad de devolverme la sonrisa, sus miradas seguían transmitiendo la misma tristeza.

¿Sabéis? Acabo de volver a verlos. Iban de paseo por el centro, aprovechando el solecito de esta agradable mañana de domingo, despacio, cogidos de la mano y dando pasitos pequeños. Ella llevaba un vestido con un alegre estampado de flores rosas y un sombrero, él, pajarita y jersey de rombos, y charlaban, se miraban y sonreían con tanto amor...

Así que me da igual lo que diga el calendario: para mí la primavera ha empezado justo hoy, gracias a las flores del vestido de una abuelita que ha recuperado las ganas de pasear, junto a su compañero de vida, para volver a ver el sol de la mañana.

https://www.facebook.com/canelaynaranjahttps://plus.google.com/113959360953869424615/posts/p/pubhttps://twitter.com/canelaynaranjahttps://www.bloglovin.com/blogs/canela-y-naranja-12728367/http://www.pinterest.com/canelaynaranja/

http://www.canelaynaranja.es/p/blog-page_14.html
http://www.canelaynaranja.es/p/blog-page.html

You Might Also Like

22 COMENTARIOS

  1. Ahora la lagrimilla se me ha escapado a mi.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Qué preciosidad de relato. Gracias =) Un abrazo, OV.

    ResponderEliminar
  3. Bufffff....a mi la piel de gallina! Preciosa forma de empezar el domingo. Al leer el título de entrada he pensado.....sí claro....qué graciosilla,mpues será allí porque aquí lleva una semana sin parar de jarrear y el cielo gris nos aplasta ya las ideas pero....después de leerlo.sí! Aquí también es primavera! Gracias, precioso!

    ResponderEliminar
  4. Coñe, que me pongo tonta leyéndote hoy...
    XOXO

    ResponderEliminar
  5. Pues nosotras tambien estamos emocionadas, y mucho... Gracias por este bonito y esperanzador relato!

    Otro beso de las dos

    J&Y

    ResponderEliminar
  6. Pues nosotras tambien estamos emocionadas, y mucho... Gracias por este bonito y esperanzador relato!

    Otro beso de las dos

    J&Y

    ResponderEliminar
  7. Ay! cabr***! que se me ha escapado la lagrimita!

    ResponderEliminar
  8. Que maneras de amocionarnos a todas!!! otra con la lágrimita colgando ><

    ResponderEliminar
  9. Muy tierno y emotivo. Si es que la vida, más pronto o más tarde, empuja a seguir viviendo aunque sucedan desgracias.
    Gracias por compartirlo Marta.

    ResponderEliminar
  10. Qué historia tan emotiva... Debe de ser algo horrible lo que pasó esta pareja (no me lo quiero ni imaginar), y me alegro mucho de que de una forma u otra hayan recuperado la sonrisa...

    Feliz día :)

    ResponderEliminar
  11. Qué historia tan bonita... Me encanta cuando veo a esas parejas mayores que ya ni se hablan porque no tienen más que decirse pero están uno junto al otro acompañándose y disfrutando aún de la otra persona. Quiero eso para mí. Un besote.

    ResponderEliminar
  12. Qué entrada tan bonita... Me ha encantado la historia, la verdad es que encuentro varias enseñanzas en ella... ¡Gracias por compartirla! Bego

    ResponderEliminar
  13. Que bonito!! la verdad es que es muy triste ver que parejitas tan encantadoras y que se han querido durante tantos años pasen por un tropezón de la vida... mis vecinos eran así y hace dos años falleció la mujer. Imagínate cómo estaba él! hasta bajaba a la tienda de la planta baja donde habían vendido durante muchos años cortinas, para ver pasar la gente y las horas.
    Un ,entré a saludarlo como siempre hacía y mi hijo de 3 años le dió un gran abrazo! de repente a él le cambió la mirada por completo y a partir de entonces, nació una complicidad entre los dos que ahora, a pesar que él ya murió hace unos meses, me sigue emocionando...
    Ains... no puedo con las historias de abuelitos, no puedo... aquí estoy con la lagrimilla también!!!

    ResponderEliminar
  14. Pues sí la primavera ha empezado hoy, con la ilusión y el amor de esta pareja.
    un besazo

    ResponderEliminar
  15. Qué historia tan bonita Marta!! El poder de la gente a sobreponerse nos sorprende la mayoría de las veces, me alegro por ellos!!
    Bsts guapa

    ResponderEliminar
  16. Que post tan conmovedor... y que vivan los vestidos primaverales :D

    ResponderEliminar
  17. La primavera es así, viene cuando viene por más que diga el calendario!!
    Bss

    ResponderEliminar
  18. La primavera es así, viene cuando viene por más que diga el calendario!!
    Bss

    ResponderEliminar