Inspiración deco: vestidores fuera de serie

Probablemente con esta entrada me gane más de un enemigx, pero alguna vez tenía que llegar el mom...

Probablemente con esta entrada me gane más de un enemigx, pero alguna vez tenía que llegar el momento en el que os confesara la verdad: no me gustan los vestidores de Ikea.

Queridxs fans incondicionales del templo, antes de que empecéis a clamar a todos los dioses del Olimpo por mi herejía o a elucubrar planes truculentos para asesinarme, quiero que sepáis que tampoco me gustan los de Leroy Merlín, El Corte inglés ni, en general, ningún otro lugar en el que se vendan vestidores fabricados en serie.

Lo sé, son cómodos. Y es fácil instalarlos. Pero no me ponen. De hecho, ni siquiera me convencen aquellos súper peripuestos, pijos y cursis de los penthouses neoyorkinos de revista o los anuncios de Heineken.

Además, incluso con los que parecen baratitos, cuando metes un par de cajoneras, el zapatero, la barra de los pantalones y dos chorradas más se te pone el precio por la nubes.

Por eso me gustan los vestidores originales, con carácter y elementos rescatados o DIY. También es verdad que hay que ser realistas y en esto del DIY no todo el monte es orgasmo orégano. Que lo que en Pinterest parece un rincón súper chic fabricado con cajas de fruta apiladas donde guardar los taconazos o los complementos, sillas colgadas o tubos de pvc o cartón convertidos en zapatero, a veces lo intentas aplicar en tu piso de 70 metros de Alcobendas y, sinceramente, aquello parece un estercolero o la versión adulta de aquellos cuadros tan chuflas que hacíamos con macarrones en el cole.



Luego viene el tema de los burros... Ay, cuántxs de nosotrxs hemos suspirado ante aquellos preciosos dormitorios nórdicos con un burro de cobre o madera y cuatro perchas colgadas, por supuesto con ropa preciosa y perfectamente planchada, a juego con el resto de la decoración, un sombrero hípster y dos pares de zapatos. Vale, así queda de cuento, ¿pero con el resto de la ropa que hacemos? ¿o vamos a vivir toda nuestra vida con dos mudas y del mismo color que las sábanas?



En fin, que no voy a contaros cuentos chinos. Hoy me he propuesto mostraros vestidores "fuera de serie", sí, pero también prácticos y, a ser posible, que podamos reproducir en casa con presupuesto low cost.

Para empezar, no siempre disponemos de una habitación específica para hacernos un vestidor de ensueño. Lo más habitual es tener que reservar un espacio del dormitorio para el almacenaje de ropa, en la que solemos colocar el armario. Pues bien, una opción alternativa al armario tradicional que, además, no tiene por qué romper la estética del dormitorio, es utilizar toda una pared para almacenaje y, simplemente, taparla con una cortina mona. Esto nos permite una mayor capacidad de almacenaje porque puedes utilizar absolutamente cada recoveco del tabique elegido sin esquinas perdidas. Aunque lo mejor de este estilo es que no siempre tienes que tener la ropa impecablemente doblada (para qué nos vamos a engañar, en la vida real no siempre podemos entretenernos en colocar los jersey perfectamente alineados) porque cierras la cortina y te olvidas. Ojos que no ven...


En relación con el auge de la tendencia industrial, últimamente resulta habitual encontrar imágenes de vestidores realizados con tuberías. Desde luego, son una variante curiosa de las barras de toda la vida.


También vinculados con este estilo tenemos algunos ejemplos como estos tipo "tienda", en los que el espacio se aprovecha al máximo añadiendo la mayor cantidad posible de módulos diferentes para poder tenerlo todo súper organizado. Y como sé que a mi churri le va a chiflar esta opción, me vais a permitir dedicársela y mandarle un besazo achuchao, que hoy lo tengo muy lejos pero sé que siempre me lee (dice que porque este es su blog preferido aunque sospecho que en realidad lo hace porque está totalmente coladito por mí).


Además de sacarle el máximo provecho al espacio con el que contamos, a la hora de diseñar un vestidor no sólo debemos tener en cuenta nuestras necesidades de hoy, sino también las del futuro, porque puede que ahora seas de llevar todos los días vaqueros, pero quizás dentro de unos años prefieras los vestidos largos. Por eso una opción bastante práctica es optar por algún sistema en el que podamos modificar fácilmente la ubicación de los módulos cuando sea necesario, como en estos:


Aunque para prácticos, los que tienen una doble funcionalidad, como la de separar espacios o, en este caso, ejercer de cabecero de cama (por cierto, tenéis el tutorial para construirlo aquí):


Ahora, que si tengo que elegir, como en casa todxs tenemos alergia a los ácaros, me quedo con estos, a medio camino entre el armario tradicional y el vestidor, porque tienen la estética de vestidor que me gusta y permiten ver la ropa a primera vista pero sin que se llene de polvo:



¿Tenéis vestidor en casa? ¿De qué estilo os gustan?


Imágenes: 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10, 11, 12, 13, 14, 15, 16, 17, 18, 19, 20, 21, 22, 23, 24, 25, 26, 27, 28, 29 y 30.

https://www.facebook.com/canelaynaranjahttps://plus.google.com/113959360953869424615/posts/p/pubhttps://twitter.com/canelaynaranjahttps://www.bloglovin.com/blogs/canela-y-naranja-12728367/http://www.pinterest.com/canelaynaranja/

http://www.canelaynaranja.es/p/blog-page_14.html
http://www.canelaynaranja.es/p/blog-page.html

You Might Also Like

16 COMENTARIOS

  1. El de cristal es una maravilla, qué preciosidad, me ha recordado los armaritos de los antiguos museos. A mí tampoco me gustan los de Ikea, pero es que me gustan pocas cosas de Ikea en general, yo soy más de mueble macizo y duradero, aunque eso no quita que tenga alguna cosilla, como las librerías, porque no me llega el dinero para más.

    ResponderEliminar
  2. Evito mirar vestidores pk me flipan, porque sobrevivo con mini armarios repartidos por la casa y sin opción a poder tener un señor armario, y tu aquí, tan tranquila creandome necesidades!!! jajajajaja me gustan todos, el que hace de cabecero intenté meterlo con calzador en casa pero no hubo manera, asik maja...estoy pensando en unir una habitación con la del vecino y a ver si así, sí xDD

    ResponderEliminar
  3. Pues si, las dos tenemos vestidores... Hechos por un carpintero según el diseño de cada una. No son perfectos, ¡pero se ajustan muy bien a nuestro espacio y necesidades!

    Muchos besos de las dos

    J&Y

    ResponderEliminar
  4. No tengo vestidor aunque, de tenerlo, preferiría uno cerradito, más parecido a un armario en realidad, porque eso de tener toda la ropa "al aire" me da la sensación de que se llena de polvo y no lo veo muy práctico. La idea de la cortinita es muy buena pero teniendo gatos necesito una puerta robusta que mantenga mis ropajes alejados de sus garras. Jajajaja. Besotes!!!!

    ResponderEliminar
  5. Me identifico con mucho de lo que dices, mi vestidor es todo lo que ha podido ser en su minúsculo espacio... Y como bien dices, no tiene cuatro conjuntos que van a juego con la decoración ni por asomo! ;-)

    ResponderEliminar
  6. Hola! No puedo negar que me encantan todos los vestidores que enseñas, pero cuando los veo no puedo evitar pensar en limpiar el polvo, tiene que ser una tortura! Jajaja

    ResponderEliminar
  7. Yo tengo mi especie de vestidor en una zona de paso, bastante simple pero apañado aunque nada comparado con estos sí me sirvieron de inspiración las propuestas de la red. 4 ganchos de pared , un espejo diy y un zapatero dan mucho juego!!
    Bss

    ResponderEliminar
  8. Los veo prácticos a la hora de encontrar pronto la ropa, pero los prefiero como los últimos con cristales para resguardar del polvo, yo tengo un armario que me come media habitación y es pequeña así que no paro de darle vueltas de un lado para otro, no me irían mal estas opciones tendré que pensármelo.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Sea dicho: en Uruguay no entendemos tu herejía porque no contamos con el Templo. Y aunque me provoca crisis de rabia ver los muebles que se consiguen a precios razonables y cómo pueden personalizarse, si Ikea llegara a Montevideo no sería económica, como es el caso de Zara. Pues bien, hecho el descargo, te cuento que el estilo tienda, me va. Pero mis preferidos son los dos últimos que parecen bibliotecas. Y tu piso no será Pinterest pero a ver cuál de ellos se hizo popular como telón de fondo de una mega-producción musical... Besos!

    ResponderEliminar
  10. Después de leer la entrada, no sé si llorar de lástima mirando mi cutre armario, si coger un hacha y hacerlo astillas, o tomarme una tila e intentar que mi piso de alquiler se parezca en algo a las fotos que muestras. Ayyy!! Pero qué difícil está todo!!! Hasta para organizar de forma medianamente estética cuatro camisetas y tres pares de zapatillas...

    Precioso post y muy cercano a mi realidad, besos.

    ResponderEliminar
  11. ¡¡Estupendas ideas!! A mi me gustan las tuberías, los tipo tienda y los troncos como un detalle para complementar el vestidor, mezclar ambas cosas y con un poco de aquí y otro poco de allí... hacer algo menos estándar y más personalizado aunque práctico para el día a día. ¡Me ha encantado tu post! :)

    ResponderEliminar
  12. Pues vestidor no!! Tengo un armario de 3 metros de ancho con puertas correderas y me falta espacio. Yo no acumulo ropa, es más tengo más bien poca, pero empiezas a meter bolsos, zapatos que te da pena meter al zapatero, y chorradas varias... y lleno. A mi lo que me pone, me pone... es una habitación vestidor. Pero eso será quizás en otra vida.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  13. No me había parado a pensar mucho en el tema de los vestidores pero sí que alguna vez he imaginado lo mono y despejado que quedaría un burro con la ropa, y me ha hecho mucha gracia lo que has dicho, ¡más razón que un santo, jajajajaja!

    ResponderEliminar
  14. Me encantan!! me los quedaría todos, todos y todos pero si me haces elegir, el cabecero-vestidor es genial!! bonito post <3<3<3

    ResponderEliminar
  15. Me ha encantado como has introducido el post y como has ido a lo practico...Ole!

    ResponderEliminar
  16. Pues si te soy sincera, no soy de vestidores. Y creo que no están hechos tampoco para mi forma de vida. Porque en casa, por mucho que esté pasando el aspirador o la escoba a diario, siempre tengo pelo de gato pululando por cualquier rincón, y si dejase la ropa al aire, acabaría pareciendo todo un abrigo de pieles.... :P

    Yo prefiero un armarito, donde cierres la puerta, y nadie sepa si tienes más o menos ropa, más o menos ordenado, etc. Es menos estético, menos hipster y menos pinterest, pero para mi casa, es útil, y al final eso es lo que (me) cuenta.

    Eso si, las ideas me parece bien bonitas.

    ResponderEliminar