¿Y si Hitler hubiera leído el Diario de Ana Frank?

Los seres humanos podemos demostrar un comportamiento deleznable cuando nos movemos por am...

http://www.cronicasdevalhalla.com/2012/10/el-gran-dictador-1940.html

Los seres humanos podemos demostrar un comportamiento deleznable cuando nos movemos por ambición, ansias de poder, envidia o radicalismo religioso, pero si lo analizamos fríamente en realidad los episodios más oscuros de la historia de la humanidad han tenido lugar simplemente por la unión de ignorancia y falta de empatía.

La ignorancia nos hace intolerantes y nos provoca un miedo irracional a lo desconocido, a lo que es diferente a nosotrxs. La falta de empatía nos impide conectar con los demás y comprender los sentimientos ajenos (incluido su sufrimiento).

Ignorancia y falta de empatía son los rasgos comunes de todos los personajes históricos que actuaron con crueldad: Gengis Kan, Hitler, Mussolini, Franco, Sadam Husein, Obiang, Atila, Stalin, Bin Laden, Milosevic y todxs aquellxs que se han ganado con creces un puesto en la "lista negra de malvados de la historia".

Pues bien, el remedio es sencillo. Se llama literatura. La lectura nos hace más sabixs, más tolerantes, capaces de meternos en la piel de otrxs, de replantearnos nuestros axiomas vitales inamovibles y darnos cuenta de que nuestros principios son relativos.

http://mycroft.com.au/2011/10/photographs-of-marilyn-monroe-reading/5865ce9d6648/

Sin embargo, desgraciadamente, hoy lxs jóvenes no leen. Por eso tanto el profesorado como la mayoría de madres y padres nos esforzamos porque lo hagan. Es tanto nuestro empeño porque desarrollen el placer por la lectura que se está extendiendo la tendencia de optar por dar libertad al alumnado a la hora de elegir sus lecturas o bien seleccionar obras ligeras que puedan responder a sus intereses.

Me parece genial, por supuesto, pero creo que no debemos conformarnos con esto. Es cierto que no se lee como antes, pero más que descartar ciertos libros por su complejidad tenemos que modificar la manera de afrontar su lectura. Porque hay obras imprescindibles que todx ciudadanx debería conocer y, si lxs jóvenes no tienen la capacidad de disfrutarlas por sí mismxs, quizás lxs adultxs tengamos que involucrarnos más en el proceso.

Mi sobrina de 12 años -a la que no le gusta leer por su cuenta- y yo hemos llegado a llorar de la risa recitando a Lorca. Tan fácil como desmitificar el libro y transformarlo en juego: mientras una recitaba, la otra intentaba intepretar por medio de la mímica esos poemas surrealistas que ni lxs literatxs más cualificadxs son capaces de comprender.

Llamadme idealista si queréis, pero estoy completamente segura de que si cuando somos jóvenes todxs leemos determinadas obras -si es necesario, con la ayuda de los adultxs de nuestro entorno-, podríamos cambiar el mundo. Creo que algunas lecturas tendrían que ser obligatorias durante la adolescencia. Es más, debería ser imprescindible leerlas antes de que nos concedan la mayoría de edad, el carnet de conducir o el derecho a voto, como una prueba de madurez que demuestre que estamos capacitadxs para ser adultxs respetuosxs, tolerantes, y prepradxs para enfrentarnos a una sociedad en el que hay que cambiar muchas cosas. Son estas:

http://mewe.com.es/habitos/leer/

1. León el Africano. Tres culturas, tres religiones y un viaje. León el Africano es una lección de tolerancia cultural y religiosa, una muestra sublime de historia que enseña a respetar otros puntos de vista y rechazar la violencia y el radicalismo en todas sus versiones. No importa la época ni la religión que procesemos: en el fondo prácticamente todxs tenemos las mismas aspiraciones vitales, es decir, ser felices y vivir tranquilxs con nuestros seres queridxs.

2. La evolución de Calpurnia Tate. Esta obra genera un interés por la investigación científica y una conexión y respeto por la naturaleza. Además, ayudará a lxs jóvenes a ser conscientes de los obstáculos que ha sufrido la mujer a lo largo de la historia en una sociedad patriarcal que coarta su comportamiento y la oprime sólo por su género.

3. Las voces del desierto es el testimonio real de una mujer que se ve envuelta en una aventura fascinante: vivir en el desierto australiano, dentro de un clan nativo nómada. Lo mejor: nos muestra otras maneras de interpretar e interactuar con nuestro entorno, reencontrándonos con nuestra faceta más natural.

4. Vuelva usted mañana. Un clásico de la literatura española que demuestra que nuestro país no ha evolucionado desde hace al menos dos siglos. La burocracia innecesaria, la pereza, la falta de espíritu crítico respecto a las estúpidas normas preestablecidas, la envidia, la desidia, la falta de interés por desarrollar un proyecto personal... Siento decirlo pero son características que siguen estando más que vigentes en nuestra sociedad. Esta lectura ayudará a lxs jóvenes a comprender que es necesario ser creativos y construir nuestros propios proyectos y, por otra parte, que las instituciones tienen que fomentar este tipo de actitudes en lugar de ser, en la mayoría de los casos, un obstáculo extra. Que le pregunten si no a todxs esxs autónomxs que tienen que dejarse los cuartos en impuestos desorbitados, están obligados a bregar con toneladas de papeleo estúpido y ni siquiera tienen derecho a ponerse enfermxs.

http://divergentemx.com/el-principito-trailer/

5. El Principito nos enseña a preocuparnos por la esencia de las cosas, a observar nuestro entorno con curiosidad y disfrutar de los pequeños grandes momentos. Esta obra es imprescindible, entre otras razones, porque nos invita a madurar sin perder la sensibilidad, la imaginación y la ilusión.

6. Si hay algo que caracteriza a los adolescentes es el apetito por la vida y las ganas de experimentar nuevas sensaciones sin pensar en las consecuencias, pero nuestro cuerpo es nuestro templo y todo lo que hagamos hoy tendrá una huella mañana. Por eso un mundo mejor necesita a una sociedad con hábitos de vida saludables. Podemos transmitir esta idea a los jóvenes invitándoles a leer Pregúntale a Alicia, el diario real de una chica normal de 15 años que, empujada por las ansias de probar nuevas experiencias, cae progresivamente en el infierno de las drogas.

7. 20.000 leguas de viaje submarino nos demuestra que es posible aunar el desarrollo tecnológico con el respeto por la naturaleza, además de mostrarnos mundos fascinantes y despertar en el lector el interés por explorar el universo y por la investigación en energías renovables.

8. Los viajes de Gulliver. En las películas, dibujos animados y adaptaciones infantiles se ha simplicado la trama, de manera que se limitan a narrarla de manera superficial, pero en realidad se trata de una novela compleja con un transfondo crítico que nos hace observar con objetividad el comportamiento del ser humano: la soberbia, la negación de nuestros instintos naturales, las luchas absurdas por el poder... Cualquiera que haya leído (y comprendido) esta obra desarrollará el espírtu crítico imprescindible para plantearse si las cosas se pueden hacer de otro modo.

9. Es un poema, sólo un poema, pero lo resume todo. ¿Qué les queda a los jóvenes?, de Benedetti, es un grito de guerra para la juventud, un decálogo de lo que deberían hacer los jóvenes: vivir con esperanza, ser idealistas, conocer su pasado, luchar por mejorar el presente, ser dueñxs de su destino...

10. Y por supuesto, El Diario de Ana Frank. La historia de Ana, contada en primera persona, curará a sus lectores de las consecuencias cegadoras de la ambición de poder y del miedo a lo diferente. Conectar con su sufrimiento y el de su pueblo hará que los jóvenes desprecien los regímenes dictatoriales, empaticen con quienes reciben un trato injusto y rechacen los prejuicios irracionales.

Hace unos años puse como trabajo de fin de curso, simplemente, responder a esta pregunta: "¿Qué habría ocurrido si Hitler hubiese leído cuando era joven el Diario de Ana Frank?" Cada alumnx enfocó el trabajo a su modo, pero la respuesta fue unánime: probablemente habría cambiado la historia.

¿Y tú, qué opinas?

https://www.facebook.com/canelaynaranjahttps://plus.google.com/113959360953869424615/posts/p/pubhttps://twitter.com/canelaynaranjahttps://www.bloglovin.com/blogs/canela-y-naranja-12728367/http://www.pinterest.com/canelaynaranja/https://feedly.com/i/spotlight/www.canelaynaranja.es

http://www.canelaynaranja.es/p/blog-page_14.html
http://www.canelaynaranja.es/p/blog-page.html

You Might Also Like

23 COMENTARIOS

  1. Muy buena reflexión y buenas recomendacione sliterarias, gracias :)

    ResponderEliminar
  2. Pues sobre el hábito de leer en los más jóvenes, por supuesto estoy contigo. Me da escalofríos pensar que mis hijos sean unos "borregos" más en la larga lista de ciudadanos que se mueven por puro empuje de la sociedad. De momento parece que con el mayor vamos bien y es tremendamente crítico con todo lo que le rodea ( incluidos nosotros, sus padres). Con el pequeño tengo largo trabajo, pero intentaremos que no nos pueda la pereza y hacerlo igual. Sobre si cambiaría la historia, no lo tengo muy claro. Feliz semana.

    ResponderEliminar
  3. Muy buena reflexión. La lectura es una forma de viajar y empatizar. Si Hitler hubiera leído ese libro, igual hubiera cambiado algo, pero lo dudo.
    Bss

    ResponderEliminar
  4. Muy buena reflexión. La lectura es una forma de viajar y empatizar. Si Hitler hubiera leído ese libro, igual hubiera cambiado algo, pero lo dudo.
    Bss

    ResponderEliminar
  5. Soy una lectora aferrima, cualquiera que me conozca te lo dirá. Soy de esas que casi siempre lleva un libro en el bolso (por si acaso), y gracias al ebook mi espalda no se resiente tanto. Creo que la lectura nos enseña y mucho, pero no sé si creo en las lecturas obligatorias... supongo que también era la forma en que se me enfocaban estas lecturas: la mitad de las veces me destripaban el final del libro en clase antes de poder leerlo, tenía que sacar millones de palabras de vocabulario, analizar cada escena y se volvía pesado.... con un examen tipo ¿que hubiera pasado si Hitler...? seguro que le hubiera sacado más miga al asunto... Curiosamente no me he leido la mitad de los libros de la lista!!! ni me suenan!!! oh my god!!! seguro que alguna la incluyo al ebook! Creo que mucho también se vive en casa... a mi nadie me insistía en lee, pero en mi casa había biblioteca para aburrir y todos tienen un momento para leer, así que yo empecé por imitación (me llevaba comics para leer cuando no sabía leer) Pero por si acaso yo ya he ido preparando a mi ahijado en esto, y por su bautizo le regale el principito y para que empiece una versión "más infantil". (https://123hecho.wordpress.com/2014/09/23/el-principito-para-el-rey-de-la-casa/)

    ResponderEliminar
  6. Una reflexión muy interesante. A mí me encanta leer, siempre me gustó. Cuando encuentro a alguien que dice que leer le aburre siempre pienso que es porque no ha encontrado el libro adecuado. Los libros te fascinan, te transportan a otras realidades, se te meten bajo la piel como ninguna película es capaz de hacerlo, ¿a quién puede no gustarle eso? Me parece muy triste cuando los jóvenes desprecian la literatura. Es como si se enorgullecieran de ser ignorantes, y si eso es algo de lo que te enorgulleces, ¿cómo vas a cambiarlo?

    Me apunto la lista de recomendaciones, me faltan casi todos esos por leer. Otra cosa maravillosa acerca de los libros, sabes que siempre hay una gran historia aún por descubrir. Un beso!

    ResponderEliminar
  7. De los que dices sólo he leído El Principito, Los viajes de Gulliver, el poema de Benedetti y El Diario de Ana Frank.
    Es importante leer y conocer otros puntos de vista, qué duda cabe. Leer nos amplía la visión de las cosas pero creo que, por desgracia, a Hitler le hubiera dado bastante igual la lectura del Diario de Ana Frank. A riesgo de parecer descreída, pienso que la historia no hubiese cambiado, por desgracia.
    Un besote!!!

    ResponderEliminar
  8. Muy buenas recomendaciones, algunos los he leído ya y otros me los paunto!!! Genial post guapa, muy buena tu reflexión.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  9. Un post para reflexionar.
    No sabemos que hubiera hecho Hitler, a nosotras las tripas se nos removieron!!!
    Besos de las dos

    ResponderEliminar
  10. Pues la historia no habría cambiado para nada, Marta. Frente a la falta de empatía, da igual que lo vea, se lo cuenten o lo lea... Las voces del desierto nos impresionó mucho.

    Besos mil de las dos

    J&Y

    ResponderEliminar
  11. Y claro, acabás de escribir uno de los post del año. Medalla y beso. Disiento en un detalle: no todos los crueles son ignorantes. De hecho, se me hace aún más insoportable cuando un ser humano culto e inteligente es capaz de cosificar a otro sin el menor rastro de empatía. Pero obvio, Hitler no leía libros, los quemaba. Totalmente conciente del poder de la literatura. Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto que no todos los crueles son ignorantes. Lo que defiendo en la entrada es que las peores muestras de crueldad normalmente vienen acompañadas de ignorancia y falta de empatía. No basta con leer para desarollar esa capacidad de conexión con los demás, para ello es necesario leer los libros adecuados, en el momento justo y trabajar su lectura de la manera adecuada.

      Obviamente si el Diario de Ana Frank hubiera llegado a manos de Hitler cuando ya era adulto, difícilmente habría modificado su manera de interpretar la realidad. Pero si cuando era pequeño hubiera leído ese libro o uno similar (si fuera necesario con la tutela de un adulto que le ayudara a entenderlo), quizás otro gallo nos cantaría.

      Eliminar
  12. Guauuuu, pedazo entrada! Totalmente de acuerdo, creo que lo difícil es hacer ver a los jóvenes lo que se puede disfrutar leyendo y acertar con esas primeras lecturas ya que en el momento que les entre el gusanillo....es imposible pararlo! ( mi hija de 9 años es una autentica devora libros y es increíble lo que se engancha a ellos). Y sobre la empatía....creo que es la clave de todo! Ay si nos pusiéramos mas a menudo los zapatos del de al lado.....un besazo!

    ResponderEliminar
  13. Magnífica reflexión Marta. Yo soy lectora empedernida y desde que nacieron mis hijas les leía a diario. Hoy con 5 y 8 años lo hacen solas y de motu propio porque tienen ese habito muy arraigado y además para ellas es un juego mas. Espero que sigan disfrutandolo cuando lleguen a la adolescencia y que pueda influir positivamente en su manera de pensar el día de mañana.
    Besitos

    ResponderEliminar
  14. Comparto contigo lo que dices, por suerte mi hijo es ratón de biblioteca desde pequeño... besos

    ResponderEliminar
  15. Dudo que Hitler hubiera sido mejor persona por leer libros. Los dictadores de la historia nacieron con instintos malvados y bien arraigados y no había terapia alguna capaz de reformar sus malas acciones.Fueron gentes cerradas de mentes y ausentes de buenos sentimientos.Pero si estoy contigo en que la lectura es una herramienta imprescindible para ganar cultura, abrir mentes a las personas "normales" y descubrir que hay otros mundos por explorar y de los que aprender. Para que nuestros hijos lean nada mejor que darles ejemplo y hablarles con fascinación del placer que puede reportarnos pasar horas y horas delante de un libro. Cuando a mí me llena un libro, lo primero que hago es recomendarlo a los que tengo alrededor y consigo que vaya rodando de mano en mano hasta que vuelve a su lugar en la biblioteca familiar.

    ResponderEliminar
  16. Lo de la empatía Marta creo que es algo que ha pasado a un segundo o tercer plano desde hace tiempo, me da la impresión que llevamos un tiempo con el "individualismo destructor", quiero decir, se nos prepara en general más bien para ser un individuo productivo que pase a ser un " valor" en una empresa más que para ser un ser humano sociable. Se fomenta más la competitividad que lleva a "yo tengo" o "yo soy" como forma de hacerte un sitio en el mundo...el consumismo como medio de empatía y eso lleva a la frustración. Qué importante la lectura y qué miedo "la mano que mece la cuna"!!
    Bss

    ResponderEliminar
  17. Qué buen post Marta!! Gracias por compartir, alguno de los libros los he leído y los otros tomo nota...tengo que leerlos antes que crezcan los niños, jeje!!
    Bsts guapa

    ResponderEliminar
  18. Genialísimo post Marta! tienes toda la razón! con la lectura se aprende, te evade, vives otras vidas, otros mundos, te enriqueces...son todo beneficios! desafotunadamente, ahora por razones de trabajo y demás no puedo leer tanto como me gusta, pero ya me estoy aporvisionando para el verano!!, es lo mejor.
    Mil besos!

    ResponderEliminar
  19. Uau! Menuda entrada!! Yo soy una de esas jóvenes a las que les aburría leer. Solo leía lo que me obligaban en el instituto y me costaba vida y media. Pero hace unos años me refugié en la lectura para afrontar un problema personal y desde entonces no he parado, cada día estoy más enganchada. No sé muy bien cómo llegó aquel libro a mis manos pero estoy muy agradecida. Y ya entiendo que el problema en aquel entonces fue no saber encontrar lo que me gustaba leer y leer solo por obligación.
    Por cierto, me apunto algunas de las recomendaciones! :)

    ResponderEliminar
  20. Que sí, que hay ciertas cosas que se deben inculcar antes de que tengan uso de razón, lo que quiera que sea que eso significa y si la empatía y el amor a la música fueron mis primeras opciones, la tercera es la literatura( con poesía incluida), Bécquer me parece otro imprescindible para adolescentes.
    "Edad prohibida" , "viaje al centro de la Tierra", " el Principito" , "pregúntale a Alicia", "el tercer ojo" , "Sinuhé el egipcio" y el diario de Ana Frank marcaron mi vida.
    "León el Africano" la leí mucho más tarde, al igual que " las voces del desierto" pero me gustaron mucho en su momento pese a las dudas de realidad de la segunda.
    "La evolución de Calpurnia Tate" no me suena de nada.

    ResponderEliminar
  21. Soy una lectora entusiasta y no he leído más de la mitad de los libros que cuentas!! Creo de verdad que tienes razón, hay que estimular la lectura; aunque no comparto mucho eso de que hay lecturas "obligadas": todos tenemos gustos diferentes por lo que creo que es mucho mejor que cada uno elija la temática que le guste. Eso sí, elegida la temática... ¡Seguro que a cualquiera le gusta leer!

    ResponderEliminar
  22. Me ha encantado el post y me apunto los pendientes que aunque desde siempre he leído mucho, no todos los que has puesto...no se si hubiera cambiado la historia, pero a mi si me cambio leer el Diario de Ana Frank, como muchos otros libros...De hecho lo guardo con mucho cariño para cuando crezcan mis príncipes, espero que tengan ese gusanillo de la lectura metido en el cuerpo, aunque más que obligado, es imitación y que lo vean en casa....

    ResponderEliminar