Un antes y después con un resultado "para comérselo"

¡Hola caracolas! Hoy os traigo un antes y después muy singular. Se trata de un puesto del ...


¡Hola caracolas! Hoy os traigo un antes y después muy singular. Se trata de un puesto del Mercado Gastronómico de Cádiz, una sección de la Plaza de Abastos del casco antiguo en la que tapear probando productos típicos (y otros no tan típicos) entre puestos de pescado y fruta.

En concreto, es una brasería en la que se pueden degustar carnes exóticas, marisco, pescado de la zona y muchas otras delicias cocinadas a la brasa.

He tenido la suerte de vivir su evolución porque el propietario del negocio es mi amigo Faly, del que ya os he hablado en algunas ocasiones (incluso os enseñé su casa).


Respecto a los cambios de estructura, Faly ha optado por eliminar la pared que dividía el puesto en dos zonas aisladas: la de la cocina y la de atención al público, creando un espacio diáfano. Las parrillas se han colocado en un lateral, separadas del área de servicio por medio tabique vestido con tablones de palet y un cristal superior que deja pasar la luz natural y permite que los clientes vean el interior de la cocina -bueno, y que él pueda disfrtuar de las vistas del interior del Mercado, que es una joya de estilo neoclásico-.


Y el alicatado negro se ha sustituido por unos preciosos azulejos que imitan la trama de las baldosas hidráulicas.


En lo que respecta a su decoración, se caracteriza por una mezcla ecléctica de elementos recuperados y contemporáneos muy atractiva e impropia de un local de este tipo.


Una de las características más llamativas del puesto es el juego de colores. Sustituir el contraste blanco-negro minimalista por una combinación de gris, amarillo y turquesa, le aporta luminosidad y calidez sin sacrificar estilo.

Además la pintura, como no me canso de deciros, es un recurso decorativo low cost extraordinario, capaz de dar una vida nueva a muebles "sin chicha" como el conjunto de mesas y taburetes, a los que se ha inyectado una buena dosis de vitaminas con esos toques de amarillo -¿recordáis aquel taburete tan horroroso que os enseñé el otro día antes de meterle mano (click)?-, o el aparador vintage que hace las veces de mostrador. Por cierto, así era cuando llegó:


Impresionante, ¿verdad? Pues estos han sido los cambios... Y ahora que habéis visto cómo ha sido la reforma de El Carbón, ¿qué os parece si disfrutamos un poco más del resultado?

Fotografía: Marta de Beauvoir para Canela y Naranja | Todos los derechos reservados

PD: Os hablé del Mercado Gastronómico en mi guía para conocer Cádiz en un día y cuando os confesaba mis 10 lugares preferidos para comer de la provincia: además, os enseñé las exposiciones temporales de arte de sus alrededores y las instalaciones tradicionales, con espíritu crítico y bastante guasa, que se realizan para celebrar la Noche de los Difuntos, que aquí llamamos los "Tosantos".

https://www.facebook.com/canelaynaranjahttps://plus.google.com/113959360953869424615https://twitter.com/canelaynaranjahttps://www.bloglovin.com/blogs/canela-y-naranja-12728367/http://www.pinterest.com/canelaynaranja/https://feedly.com/i/spotlight/www.canelaynaranja.es

http://www.canelaynaranja.es/p/blog-page_14.html
http://www.canelaynaranja.es/p/blog-page.html

You Might Also Like

15 COMENTARIOS

  1. Derrocha estilo, así se ve mucho más acogedor y lleno de detalles interesantes para tan pequeño espacio. El aparador azul y la maquina registradora son una preciosidad. ¡Me gusta el cambio! :)

    ResponderEliminar
  2. Madre miaaaaaa!!!! Pedazo cambio, qué chulada!!! Me chifla el aparador!!! Un sitio con muchísimo encanto. Un besazo!

    ResponderEliminar
  3. ¡Menudo cambio! Me encanta cómo ha quedado, mucho más que antes. El mueble en color turquesa no me puede gustar más. ¡Feliz lunes!

    ResponderEliminar
  4. Ala que chulo! :) Apetece sentarse a tomar algo!!!

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué delicia de reforma, Marta...! Nos hemos embebido de cada detalle, que son muchos, a pesar de que es un espacio pequeño. Hasta creemos haber encontrado el copete de la cómoda, o un trozo... ¿Tras San Pancracio?

    Besos mil de las dos

    J&Y

    ResponderEliminar
  6. Ha quedado genial!!! Me encanta la caja registradora.
    Y qué ganitas de probar algo... Jajajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
  7. ¡WOW! Vaya cambio. Dan unas ganas de entrar... Me ha impresionado el cambio del mostrador. Queda genial en turquesa... parece otro.

    Besotes
    Silvia
    Miss Greyhound

    ResponderEliminar
  8. Tu amigo ha hecho poco pero con mucho resultado! Muy bueno! Impactante!!! Si algún dia voy para ese lado ahi pararé a tomar algo!;-P
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Impresionante. Me sentiría a gusto en ese espacio, aunque no pruebo la carne...Besos

    ResponderEliminar
  10. El cambio ha sido espectacular y la mezcla de colores ha sido un gran acierto, ya sabes que muero por el mint ese aparador me ha robado el corazón , que bonito!! Los azulejos son preciosos.

    ResponderEliminar
  11. No me podia gustar mas el cambio, me trastocan los azulejos que imitan la trama de las baldosas hidráulicas, el tabique forrado de palets , el aparador vintage y su nuevo maquillaje, aunque te confieso que tambien adoro el papel interior de su anterior vida. La maquina registradora es de locura, me pirra! y el San Pancracio cerquita que no falte ;) En fin es un cambio de estilo, que le da muchisima mas luz, calidez y encaja de maravilla en esta joya de mercado gaditano, con todo su arte.
    Un beso

    ResponderEliminar
  12. Menudo cambio le ha dado Marta, mucho más llamativo y original, además resulta más cálido!!
    Bss

    ResponderEliminar
  13. Menudo cambio!, sin duda espectacular, y el aparador ahí bien puestecito.... nena te ha quedado precioso! y para preciosa esa maquina registradora!!!!!! Es una pasada!.
    La verdad es que han hecho una reforma genial y además low cost. Me encanta!!!

    ResponderEliminar
  14. Pues el cambio ha sido muy acertado. Ahora tiene mucha personalidad.

    ResponderEliminar