Villa Canela - El mejor post de 2015

Tengo que confesaros una cosa: cuando compré mi casa, no me veía viviendo en ella. Acababa de a...

Tengo que confesaros una cosa: cuando compré mi casa, no me veía viviendo en ella. Acababa de aprobar las opos, pero todavía no sabía cuál iba a ser mi destino definitivo, así que la adquirí con la idea de vivir aquí temporalmente mientras la rehabilitaba y, un par de años después, cuando me dieran la plaza en el último pueblo de Almería o la sierra de Jaen (que es donde según la leyenda urbana dan siempre las primeras plazas a los profes de Cádiz), la alquilaría.

Me parecía la inversión perfecta: con cuatro dormitorios, en el centro, cerca de las universidades... La podría alquilar sin problemas.

Sin embargo los dioses me fueron favorables, y en lugar de destinarme a 400 km de casa me mandaron a un pueblo cercano, así que no tuve que mudarme. Fue entonces cuando me di cuenta de que esos metros de más que tan bien me habrían venido para arrendar el piso ahora me sobraban. ¿Para qué quería yo cuatro habitaciones? Prefería mil veces algo más pequeño y, a ser posible, con un pedacito de terraza desde el que ver el cielo.

Poco después me topé con la casa de mis sueños (que sigue a la venta, yuju), y decidí intentar vender la mía. Pero aquello coincidió con el desvanecimiento de la burbuja inmobiliaria y me pareció un error precipitarme y malvenderla, por lo que finalmente opté por cambiar de planes.

Así que, después de haberme pasado los últimos 10 años tuneando poco a poco mi hogar para otrxs (primero para alquilarlo y después para venderlo), el año pasado decidí construirla exactamente a mi medida (y a la del churri, claro, no te me enfades Principito), convirtiéndola en mi juguete, mi laboratorio de ideas, donde poner en práctica absolutamente todos los proyectos que se me pasan por la cabeza, por muy descabellados que puedan parecer.

Por eso el 2015 ha sido un año de muchos cambios... ¡Y los que quedan por venir! Estos son algunos de los que os he mostrado:

a) A principios de año fui terminando la "operación salón", con la que transformé esta estancia adaptándola a las necesidades de una pareja adulta. Por eso denominé a la entrada en la que os enseñé el antes y después detenidamente "Adiós, juventud".


b) Poco después, utilizaron la vivienda como localización para un videoclip. Os conté todos los entresijos de aquella aventura en Mi medio segundo de fama.


c) La cocina es uno de los espacios de casa que más transformaciones ha sufrido. Es lo que tiene optar por una base blanca, sencilla y neutra: que se presta prácticamente a todo. Incluso se puede convertir en Una cocina de campo en la ciudad.


d) La reforma del dormitorio no la hice este año, pero como todavía no os lo había mostrado, a principios de verano preparé esta entrada en la que comparaba cómo era y su estado actual.


e) De acuerdo, este post no es de villa Canela... Pero casi (si os fijáis, incluso tiene algunas losas hidráulicas como las de mi dormitorio). En él os contaba la transformación de la brasería de mi amigo Faly, de la que tuve la suerte de ser cómplice.

Fotografía: Marta de Beauvoir para Canela y Naranja | Todos los derecho reservados

Con esta entrada termino la selección de los mejores posts de cada sección. En breve, publicaré un resumen para elegir, de entre vuestras preferidas, el mejor post del 2015. No obstante, todavía me falta saber con cuál os quedáis de entre todas las transformaciones de villa Canela, así que, ¿qué entrada os gustó más?

https://www.facebook.com/canelaynaranjahttps://plus.google.com/113959360953869424615https://twitter.com/canelaynaranjahttps://www.bloglovin.com/blogs/canela-y-naranja-12728367/http://www.pinterest.com/canelaynaranja/https://feedly.com/i/spotlight/www.canelaynaranja.eshttps://instagram.com/canelaynaranja/

http://www.canelaynaranja.es/p/blog-page_14.html
http://www.canelaynaranja.es/p/blog-page.html

You Might Also Like

11 COMENTARIOS

  1. Me quedó con los post de las transformaciones del salon y cocina.;)
    Besitos

    ResponderEliminar
  2. Nos lo pones difícil, Marta... Pero coincidimos con Isabel. Esos cambios en la cocina son de revista.

    Besos a montones de las dos.

    J&Y

    ResponderEliminar
  3. La cocina, sin quitarle protagonismo al salón. Pero el oro, para la cocina!

    ResponderEliminar
  4. La cocina, sin quitarle protagonismo al salón. Pero el oro, para la cocina!

    ResponderEliminar
  5. Like the first photo :)

    BLOG M&MFASHIONBITES : http://mmfashionbites.blogspot.gr/
    Maria V.

    ResponderEliminar
  6. Me lo tengo que pensar porque soy muy fan de tu salón, así que yo voto por el salón ;)
    Bsts guapa

    ResponderEliminar
  7. Me encanta toda tu casa, es tan diferente a lo que ves habitualmente por ahí ( que parecen todas iguales) que la hace única !!!, pero esta vez lo tengo claro porque me encanta tu cocina con esa maravilla de comedor, así que voto por la cocina ;)

    ResponderEliminar
  8. El salón, esas baldas colgadas y todos los detalles que le dan esa personalidad única!

    ResponderEliminar
  9. Me ha gustado leer tu historia de cómo compraste la casa y cómo no acabaste siendo destinada al último pueblo de la sierra :)
    No voto por ningún post en especial, pero lo que más me impresionó fue el videoclip que filmaron parcialmente en tu casa.

    ResponderEliminar
  10. pues todos los cambios me encantan, difícil quedarse con uno, pero tu salón y cocina me tienen enamorada, al igual que el baño
    Besos y feliz 2016

    ResponderEliminar
  11. Creo que no te descubro nada nuevo si te digo que me encanta cada rincón de tu casa. Tiene un encanto especial y dan ganas de pararse cada medio metro a observar todos los detalles como si fuera un museo

    ResponderEliminar