Confesiones de una tacaña sibarita

El único aspecto negativo que tiene acostumbrarte a rescatar los muebles que otros no quieren ...

El único aspecto negativo que tiene acostumbrarte a rescatar los muebles que otros no quieren es que acabas convirtiéndote en una tacaña. Por ejemplo, hace tiempo que me di cuenta de que en el vestidor había un rinconcito ideal poner un tocador. Sin embargo, ni siquiera se me ha pasado por la cabeza comprarlo: sabía que acabaría encontrando algo ideal por ahí tirado. Efectivamente, en primer lugar hallé un espejo gigante y justo el otro día, una balda negra perfecta para el espacio. En resumen: ya tengo un tocador y no me ha costado nada.

Me da un poco de corte reconocerlo, pero lo cierto es que al menos 2/3 de los muebles que tenemos en casa son recogidos de la basura, casi recogidos de la basura (porque los iba a tirar algún conocido) o comprados en algún mercadillo o web de segunda mano. Por eso digo que soy una cicatera: me encanta encontrar opciones low cost, así que no suelo gastar casi nada. Bueno, no es que nunca gaste dinero: es que sólo lo hago para algunas cosas concretas, aquellas en las que realmente creo que vale la pena hacer una inversión. Y en esos casos no me duele tirar de talonario: es más, me comporto como una auténtica sibarita y sólo acepto productos de calidad. Estas son las cosas en las que creo que compensa invertir dinerillo extra:

10 COSAS POR LAS QUE VALE LA PENA PAGAR MÁS:

1. Jamón y vino. Lo siento, pero antes de tomar un vino mediocre o un jamón que no sea ibérico prefiero beber agua y comerme un bocadillo de mortadela con aceitunas.
Fuente: Escapada rural

2. Piezas vintage y antigüedades. Jamás invertiría mucho dinero en un mueble actual... Pero sí que me compensa hacerlo con una pieza con historia.

Marta de Beauvoir para Canela y Naranja | Todos los derechos reservados
3. Zapatos y abrigo. Si quieres pensar bien, tienes que llevar zapatos cómodos. Y, aunque alguna vez puedes tener suerte y encontrar un zapato barato que resulte cómodo... No hay color. Respecto a los abrigos pasa lo mismo. Y, ey, no me importa llevar un vestido o unos vaqueros de saldo (de hecho, uno de mis trajes preferidos me costó 5 euros), pero creo que compensa más tener un abrigo de calidad antes que 5 malillos que no abriguen.

Fuente: The red list
4. Sartenes y cuchillos. En este caso, tengo clarísimo que lo barato sale caro: un juego de sartenes o cuchillos chungaletis se acaba estropeando en tres usos. No compensa.

Fuente: Cuchillos del Pirineo
5. Cama. Un buen colchón, una buena almohada, un buen edredón y ropa de cama agradable. Es imprescindible. Porque si no descansas bien, no puedes disfrutar del día siguiente.

Marta de Beauvoir para Canela y Naranja | Todos los derechos reservados
6. Contratista. Sangre no, pero sudor y lágrimas sí que me ha costado darme cuenta de que a la hora de hacer reformas en casa y buscar contratista no puedes basarte únicamente en el presupuesto. Hay que buscar referencias. Muchas. Y si el que tiene mejores referencias es más caro, apechuga. Eso que pagas de más volverá a ti en forma de acabados de calidad, garantía y paz mental.
Fuente: Grupo Mih
7. Champú  y pasta de dientes. Cada día tengo más claro que nuestra salud está mucho más asociada con la boca de lo que sospechamos, así que no debemos reparar en gastos en lo que respecta a sus cuidados. En cuanto al pelo... Bueno, esto ya es una cuestión de coquetería. El caso es que por mi experiencia personal me he dado cuenta de que hay un abismo entre el efecto de un buen champú y otro de gama media.

Fuente: Carlos de V
8. Encimera de cocina. Ya os lo comentaba cuando os mostré mi cocina: mi único requisito al elegirla fue el precio. Excepto en lo que respecta a la encimera, que fue con diferencia lo más caro. Porque la encimera tiene que ser duradera e higiénica y, por supuesto, requerir poco mantenimiento. Vaya, que a mí las encimeras de madera me parecen una cucada, pero jamás de los jamases pondría una: en mi casa se cocina mucho y ni quiero sufrir viendo cómo se deteriora porque le ha caído un poco de agua ni pienso ser una esclava.

Marta de Beauvoir para Canela y Naranja | Todos los derechos reservados
9. Arte y artesanía. Me encanta tener piezas originales y soy consciente del trabajo que conllevan. Por eso prefiero invertir en una obra que me transmita algo antes que imprimir 10 láminas impersonales. Y si además así colaboro con un artista o artesano, pues mucho mejor, ¿no te parece?

Marta de Beauvoir para Canela y Naranja | Todos los derechos reservados
10. Huevos y verduras ecológicos. Si no tienes la suerte de cultivar tu propio huerto (y criar gallinas) suelen resultar más caros, pero la diferencia de sabor es abismal y además resultan mucho más saludables y respetuosos con el medio ambiente. En Cádiz capital tenemos varios establecimientos donde adquirirlos, como la Huerta de San Miguel, pero si no tienes ninguna tienda similar en tu ciudad, existe la opción de comprarlos online e incluso participar en huertos colectivos vecinales.

Fuente: La buena Vida

 ¿Y a ti, en qué no te duele dejarte los cuartos?

PD: ¿Has hecho ya la lista de las canciones de tu vida? ¡Recuerda puedes apuntarte -click- hasta mediados de febrero!

https://www.facebook.com/canelaynaranjahttps://plus.google.com/113959360953869424615https://twitter.com/canelaynaranjahttps://www.bloglovin.com/blogs/canela-y-naranja-12728367/http://www.pinterest.com/canelaynaranja/https://feedly.com/i/spotlight/www.canelaynaranja.eshttps://instagram.com/canelaynaranja/

http://www.canelaynaranja.es/p/blog-page_14.html
http://www.canelaynaranja.es/p/blog-page.html

You Might Also Like

14 COMENTARIOS

  1. Me parece que coincidimos en algunas cosas. Yo no soy nada tacaña, más bien lo contrario. Y no me gasto un euro en vino porque no me gusta, pero el jamón lo compro de vez en cuando y tiene que ser ibérico. No lo como a diario pero cuando lo como, que sea bueno. Me pasa con más cosas de las que mencionas. Últimamente me estoy dando cuenta con los champús y los productos de cosmética, que la gama alta no tiene nada que ver con la media o baja, pero nada. He comprado cositas en Khiel's, que para mí ya tiene unos precios elevados, y los productos son buenísimos. Y los champús he pasado de fructis y Elvive y todos esos a productos buenos y no hay color.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por cierto, acabo de poner la encimera de la cocina y también ha sido lo más caro. En cuanto salga el sol y haga unas fotos te escribo.

      Eliminar
  2. Pues coincido contigo en todo querida Marta. No me duele nada dejarmelos en la comida, en el descanso, en la higiene, en masajes con la fisio una vez al mes....en fin que tambien soy una tacaña muuuuuu sibarita. ;))
    Besitos

    ResponderEliminar
  3. Qué bueno Marta, coincido contigo en casi todo!! Y por mi trabajo cuando me piden sabanas, ya no digo ni edredones ni nórdico, sino sabanas que están en contacto con nosotros y empiezan a pedir muy baratas, a decir es que en otras tiendas....a la última le dije que las sabanas que yo compraba para vender me gustaba que viniesen sin bolas de fábrica, jaja!!
    Bsts guapa y feliz día

    ResponderEliminar
  4. Otra que coincide en todo! Me ha hecho gracia lo del jamón especialmente, porque es una de las cosas que he dicho siempre que o bueno, o prefiero no comerlo. Y lo de la encimera de la cocina. Estuve en un tris de poner una de madera (ideales), pero el sentido común se impuso. En mi casa también se cocina mucho, y tiempo de estar cuidando la encimera como que no tengo, pesar de que alguna vendedora aseguraba que "qué va!! no da mucho trabajo, de vez en cuando lijarla y tratarla, pero de veeeez en cuando!" (ja!). Muy buena lista!

    ResponderEliminar
  5. Coincido en prácticamente todo pero especialmente en tema comida y descanso...la lista, genial!

    ResponderEliminar
  6. Creo que coincido en absolutamente todos tus imprescindibles en los que gastar un poquito más!

    ResponderEliminar
  7. En mi opinión, en la comida sí que vale la pena gastar más, así como con los zapatos. Si son unos zapatos que no me voy a poner muy a menudo no me importa comprarlos baratos pero, si van a ser unos zapatos habituales, mejor que sean buenos. He comprobado que son más cómodos y duran mucho más. Las toallas creo que es otra cosa que vale la pena comprar medianamente buena. Un besote!!!

    ResponderEliminar
  8. ¡Es que has dado en el clavo en todo, Marta! Y por más que pensamos, es justo en esas cosas en las que no miramos el euro (dentro de un orden, claro...)

    Un beso fuerte de las dos

    J&Y

    ResponderEliminar
  9. Nos declaramos tacañas sibaritas! Que acertada Marta!
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Hola Marta! Coincido en bastantes cosas. El vino me gusta pero no lo disfruto, ni distingo demasiado entre unos y otros así que no me importa que no sea demasiado bueno, con el jamón lo mismo pero en el resto coincido. Creo que la gente no se ha mentalizado del todo de la importancia de comer bien y que vale la pena gastar más en comida y menos en ropa, por ejemplo. Además las gallinas que producen los huevos ecológicos viven mejor, y creo que muy poca gente hay que no pueda permitirse gastar los 3 o 4 euros más al mes que supone comprar ese tipo de huevos. Lo que comentas de no gastar porque sí, no lo veo ser tacaño, es consumir con responsabilidad y no comprar por comprar!

    ResponderEliminar
  11. Que risa me ha dado a leer el del champú y la pasta de dientes! Justo esta semana teníamos que comprar cepillos de dientes y nos hemos puesto a mirar precios para comprar los más baratos!! menos mal que he pensado y he dicho "Con lo importante que es cuidar los dientes y no queremos pagar 3€ por uno!!" Así que a partir de ahora nada de cepillos baratos jajajaja. Feliz finde!

    ResponderEliminar
  12. Tienes razón en todo, con los zapatos escarmenté hace años y bueno, con el vino y el jamón no hay color jeje.

    Saludos de http://inatrendytown.com

    ResponderEliminar
  13. Si,eso sí Marta! En las cosas que valen la pena invertir como tu salud yo también lo hago:comida,colchón,sofá,zapatos...es que sino al final lo notas.
    Un día se me rompieron los zapatos del trabajo en domingo y donde compras en domingo zapatos negros ? Pues eso y al terminar la noche auuuu mis pobres pies.... Desde entonces siempre llevo de repuesto (buenos) en el coche.
    Besos

    ResponderEliminar