Loca del coño

Este trimestre... - Escribí con un rotulador permanente en una pizarra blanca. - Apagué un ord...

Este trimestre...

- Escribí con un rotulador permanente en una pizarra blanca.
- Apagué un ordenador que tenía un letrero enorme en el que habían escrito claramente "LO ESTAMOS REPARANDO, NO APAGAR".
- Perdí el bolso, el estuche y/o las llaves al menos una vez por semana.
- Al salir del aseo no me di cuenta de que llevaba la falda enganchada en los leotardos y me paseé enseñando el culete hasta que me avisó una compi. Lo peor es que era la segunda vez que me pasaba.
- Tras más de medio año dando clase a su grupo, me di cuenta de que tengo dos alumnos gemelos. Idénticos. Y no me percaté por mí misma, si no porque me lo dijeron ellos.

Fuente: Entaconadas
Así que me vais a tener que perdonar este título tan bestia, pero no se me ocurre ninguna expresión que explique mejor mi estado mental este curso. A lo mejor sí que me está afectando lo de dejar el café... ¿O serán los madrugones que me tengo que pegar desde que trabajo fuera de mi ciudad? Porque, sinceramente, cuando te levantas todos los días de 5:30 a 6 e inviertes dos horas de camino entre la ida y la vuelta, por mucho que luego descanses un poco por la tarde o te acuestes temprano no te recuperas.

Fuente: El día de Sofía
Aunque llevo 7 cursos en este instituto sigo sin acostumbrarme a este ritmo y mis ojeras han ido oscureciéndose tanto que empiezo a parecer un mapache, por eso año tras año espero esperanzada, valga la redundancia, el concurso de traslados de profes, por si por fin consigo una plaza cerca de casa.

Esta semana nos dirán los destinos provisionales para el próximo curso, de manera que estoy esnerviaíta viva, con todos los dedos -las extremidades e incluso la lengua- cruzados... Así que si sois de lxs que encienden velas y esas cosas, acordaos de esta pobre señora Canela mutando a mapache y poned una por mí, por fi, que presiento que esta vez puede ser la definitiva.

https://www.facebook.com/canelaynaranjahttps://plus.google.com/113959360953869424615https://twitter.com/canelaynaranjahttps://www.bloglovin.com/blogs/canela-y-naranja-12728367/http://www.pinterest.com/canelaynaranja/https://feedly.com/i/spotlight/www.canelaynaranja.eshttps://instagram.com/canelaynaranja/

http://www.canelaynaranja.es/p/blog-page_14.html
http://www.canelaynaranja.es/p/blog-page.html

You Might Also Like

17 COMENTARIOS

  1. Tranquila. Te acompaño en prácticamente todo lo que dices, incluidos los madrugones.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. ¡Lo vas a conseguir! Mucha suerte!!!
    Besitos

    ResponderEliminar
  3. Seguro que hay suerte Marta, ya lo verás!!
    Bsts y feliz semana

    ResponderEliminar
  4. Desde los madriles te acompaño en esos madrugones.
    Toda la suerte del mundo, preciosa! 😘
    P.d: fan del título del post, ya sabes! Jajaja

    ResponderEliminar
  5. No te lo tomes a mal, pero es que me ha dado la risa jajajaja.
    Lo de la falda me ha pasado a mi, aunque de cría. Desde aquel día poca falda y con muchísimo cuidado....
    Si te sirve de consuelo yo me pillé un bocata y una cocacola en un puesto, lo pagué, y tuvo que salir la chica detrás de mi para dármelo porque se me fue la pinza y me piré....ÁNIMO!!!
    XOXO

    ResponderEliminar
  6. Te entiendo perfectamente. Los madrugones y las prisas son lo peor... si te sirve de consuelo, yo hago cosas que a veces hasta me asustan a mí misma. Hace poco, fui a la gasolinera, pagué lo que iba a poner (aquí ya casi todas son de prepago), arranqué y me fui... no me di cuenta hasta última hora de la tarde... no sé cómo no me quedé por ahí tirada... y lo peor: yo dándole golpes al indicador de gasolina pensando que estaba estropeado, a ver si la aguja quería subir jajajajaja. Es mejor reírse, porque si no, sí que vamos a terminar locas "perdías".
    Soy de encender velas, pero no precisamente a los santos. Eso sí, te mando desde aquí tooooooda mi energía positiva y mis buenos deseos para que tengas suerte y se cumpla lo que tanto sin duda te mereces.
    Un besote, ya nos contarás!!!!

    ResponderEliminar
  7. Así es que mutando a mapache., je, je...seguro que habrá suerte!!
    Bss

    ResponderEliminar
  8. ¡Ánimo, Ánimo! ¡Una velita por esa plaza! Y un abrazo con energía!

    ResponderEliminar
  9. Venga, ahí te mando todas mis buenas energías para que lo consigas. A ver si así consigues desestresarte un poco. Jajajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
  10. Hola. mucho ánimo y mucha suerte. Seguro que consigues la plaza que deseas. Ya nos contarás. Seguimos en contacto

    ResponderEliminar
  11. Pues una MIERDA !!! grande creo que es lo justo para acompañar al titulo del post, cuanto más grande mejor, y no es que te mande a la mierda o que te día y una mierda....lo vas a conseguir, no, es una mierda de las de la SUERTEEEEE !!! Y si no sale bien la usas para tirársela a quien haga faltaaaa jajajaja, ayssss que mal estoy poldioooo jajaja

    ResponderEliminar
  12. ¡Animo, Marta, seguro que esta vez sí! También cruzaremos dedos y pediremos por ello.

    Un beso grande de las dos

    J&Y

    ResponderEliminar
  13. ¡Que barbaridad!
    O te dan la plaza o te convences de que si no te acuestas a las diez de nada te va a valer querer hacer muchas cosas.

    ResponderEliminar
  14. Te deseo, de corazón que este año sea el tuyo, y consigas ese ansiado cambio de destino que te permita ir mas relajada.
    Bss.

    ResponderEliminar
  15. No imaginas cómo te entiendo, Marta, yo estuve catorce años viviendo en un precioso pueblecito cerca de Madrid pero debía trasladarme a la capi para trabajar y sin coche: media hora de autobús, metro con trasbordo separado por ocho tramos infinitos de escaleras... Luego me saqué el carné y estuve un curso bajando con coche: peor aún, atascos, nervios, llegar tarde... Y en ambos casos los malditos madrugones que deberían ser anticonstitucionales ;-)
    Espero que lo consigas, ¡¡¡de veras!!!

    ResponderEliminar
  16. Me identifico contigo y más todavía con Piola. Antes trabajaba en las afueras de Madrid y vivía en el centro. Me levantaba a las 6.30, una hora de ida en metro y bus (con el casi diario atasco en la A6), y otra hora de vuelta para llegar a casa entre las 20 y las 21, en ocasiones más tarde. Ni siesta me podía echar. A eso le sumamos comer en un puto tupper en una sala al son del ruido de las máquinas de vending, trabajar horas extra sin cobrar, aguantar a jefes retrasados... Por eso cuando la gente me dice que estoy loca por esta aventura que emprendo, les digo, loco es trabajar tantas horas y vivir tan mal para ganar dinero para otros. Ánimo, ya verás que te dan un destino mejor para el curso que viene!!!!

    ResponderEliminar