Sobre la pérdida de la identidad en la decoración

El otro día nos mostraron en el blog La Bici Azul las imágenes de una churrería mexicana, El M...

El otro día nos mostraron en el blog La Bici Azul las imágenes de una churrería mexicana, El Moro, que acaba de renovar su imagen optando por una estética minimalista.

Fuente: Churrería El Moro
Su diseño me resultó atractivo y moderno (Chejo tiene un gran criterio estético y siempre me gusta lo que nos enseña), pero me hizo darme cuenta de algo: podría estar en México, Barcelona, Oslo o Tokio.

Y es que aunque nuestra manera de personalizar la decoración de negocios y viviendas, en cierto sentido, siempre ha estado marcada por nuestra identidad cultural, ahora que vivimos en una aldea global (que podemos seguir a AD por facebook y que en todas las ciudades hay un Ikea), los cánones se están estandarizando y comienza a ser casi imposible encontrar rasgos distintivos propios de la zona.

Cierto es que este caleidoscopio deco nos permite ser más libres a la hora de elegir nuestro estilo, pues tenemos más opciones en las que inspirarnos. Pero el diseño de interiores no debe consistir solo en reproducir una estética que nos resulte atractiva: también hay que crear un entorno práctico -teniendo en cuenta dónde vivimos- y plasmar nuestra personalidad, y para conseguirlo, no basta con copiar un rinconcito que nos ha encantado del casoplón de una blogger sueca, pues nuestro hogar debería contar quiénes somos, no quién nos gustaría ser.

Sin embargo, cada vez es más común encontrarte una casa en Benidorm (por ejemplo)... ¡De estilo minimalista y nórdico! ¿Pero qué está pasando oiga? Que una cosa es decorar una cabaña del norte de Suecia, donde durante varios meses al año solo tienen unas pocas horas de luz, y otra hacerlo en una zona mediterránea de playa donde el solano achicharra las cortinas y para sobrevivir en verano tienes que pasarte dos meses con las persianas bajadas,  ¿no?

A medida que he ido reformando mi hogar actual siempre me he preocupado por respetar su esencia, pero hoy he estado replanteándome seriamente su estilo decorativo. En casa tengo una mesa hecha con un palet y varias paredes con el ladrillo visto (como si fuera un loft neoyorkino, vaya), una alfombra con motivos étnicos americanos y un sombrero de cowboy, figuritas chinas, una lámpara y una mesa marroquíes, un par de cajas de güisqui inglés, una puerta corredera tipo granero, una cabeza de reno de cartón... Y todo esto en una vivienda típica gaditana de varios siglos...


Total, que me han surgido dos preguntas:

- ¿Dónde se encuentra la delgada línea entre una fusión ecléctica de elementos y la pérdida de la identidad decorativa?

- ¿Refleja realmente mi casa la idiosincracia propia de su zona?

Aún no sabría responder a estas cuestiones, más que nada porque resulta muy complicado juzgar objetivamente algo tan personal como el diseño de tu propio espacio. Eso sí, soy consciente de que es muy difícil inventar algo, no solo en la decoración si no en cualquier ámbito de la vida, por eso los que no somos unos gurús del diseño solemos limitarnos simplemente a seguir ciertas tendencias y reproducir de manera más o menos literal los modelos de los que nos empapamos en Instagram o Pinterest. Y cuando estas modas llegan del mismo modo a Sudamérica o Indonesia, al final todos intentamos llevarlas a cabo en nuestros interiores. No sé si esto será positivo o negativo, pero me da pena que se pierda esa variedad decorativa, pues la diversidad siempre enriquece.

¿Qué pensáis sobre este tema? Me encantaría conocer vuestro punto de vista. 

PD: Ahora que vuelvo a ser dueña de mi tiempo y puedo retomar la actividad del blog iré publicando las entradas que os debía, como el desglose de actuaciones y presupuesto de mi primer proyecto de home staging o algunos home tours de casas de lectores. ¡Siento haberme retrasado tanto! ¡Muchas gracias por vuestra paciencia y comprensión!

https://www.facebook.com/canelaynaranjahttps://plus.google.com/113959360953869424615https://twitter.com/canelaynaranjahttps://www.bloglovin.com/blogs/canela-y-naranja-12728367/http://www.pinterest.com/canelaynaranja/https://feedly.com/i/spotlight/www.canelaynaranja.eshttps://instagram.com/canelaynaranja/

http://www.canelaynaranja.es/p/blog-page_14.html
http://www.canelaynaranja.es/p/blog-page.html

You Might Also Like

27 COMENTARIOS

  1. Muy interesante lo que planteas y creemos que tienes mucha razón. Hay tendencias decorativas que han dado la vuelta la mundo, pero siempre deberíamos adaptarlas de acuerdo a la zona en la que vivimos para que no pierdan su propósito práctico (además de estético).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, veo que pensamos del mismo modo ;)

      Eliminar
  2. Marta yo hablo por mi ,no sé si a los demás les ocurrirá... Yo vivo en medio del campo entre montañas y la verdad no me apetecía dejar la casa como estaba y respetar su idiosincrasia (he tenido que buscar la palabra...que no la conocía). Ahora se está convirtiendo en un loft ,es un espacio abierto sin puertas y no estoy en medio de N.Y...pero lo hago porque me gusta ,y sí recreo ideas de tableros de pinterest ,personalizándonos.
    En un lugar público a lo mejor sea distinto...dependerá de lo que vayas a ofrecer... Si vas a comer a un bar de tapas en Bélgica ,por ejemplo,la deco será tipica española (la que conocen todos los guiris vamos-traje flamenca,buganvilla,jamón...), y no sabrán si de verdad están ahí o en España(cuando salgan fuera verán que no brilla el sol y lo sabrán enseguida jeje) . Si no me dices que este es un Mexicano no lo hubiera adivinado,hubiera ido más por un griego (colores claros como azul,blanco y la madera de pino,nada de chillones rojos,verdes y amarillos) asi que aqui si han perdido un poco la tradición.
    Pero ......siempre hay que seguir la tradición? Así no evolucionamos....está bien saber de donde venimos pero también tenemos que saber a donde vamos....
    Que cada uno decore como le apetezca...sea o no según las normas o las tradiciones,no? Con tal de que sea de verdad como queremos vivir y que nuestra casa refleje nuestra personalidad y no la del señor Ikea.(no tengo nada en contra de Ikea,no me entiendas mal) o la de nuestros abuelos....
    Qué lio te acabo de contar...no sé si me entiendes...
    si estás por aqui...es que has terminado con la farmacia?
    Buen lunes! Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabía yo que el tema iba a tener chicha... ¡Pero siempre me encanta leer tu opinión, Sofie! Y tu casa ya sabes que me tiene absolutamente enamorada.

      ¿Terminar la farmacia? Puff, para nada... Meses quedan. Ten en cuenta que solo puedo meterle mano los fines de semana y ahora que tengo al perrete medio pachuchillo tengo que hacerlo con tranquilidad para dedicarle también tiempo.

      ¡Un besete!

      Eliminar
  3. Yo que soy muy fan de Ikea, por su calidad, diseño, precio y porque creo que son los auténticos democratizadores de la decoración, también creo que el bonitismo, el estilo nórdico etc. ha tocado techo pero solo en una mínima parte de la población. No podemos pensar que todo el mundo usa al mismo nivel las redes sociales, pinterest y si me apuras Instagram todavía son minoritarias. No creo que la mayoría de los salones españoles sean blancos impolutos, tengan una alfombra de pelo blanco y una mecedora eames blanca :-), aunque si solo miramos por el filtro de IG y pinterest sí que lo parezca.
    AL final cada uno/una aunque vaya a Ikea le acaba dando su personalidad a su casa, seguramente el mismo mueble en tu casa o en la mía parecerían diferentes.
    bueno vaya rollo que he soltado, la profe me va a suspender en redacción.
    Un beso y otro para el peludín

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues claro que eres fan de Ikea, como yo, como todo el mundo, y es cierto que aunque muchos tengamos el mismo mueble cada uno le aporta un estilo propio... Pero no me refiero solo a eso, hablo de perder la esencia, de que una casa española pueda ser una calcamonía de una sueca, o de que un negocio mexicano no lo parezca.

      ¡Ay, Bienve, ojalá mis monstruitos escribieran igual de bien que tú!

      Eliminar
  4. Me parece muy interesante. Durante muchos años, fui lectora asidua de revistas de decoración, y finalmente dejé de comprarlas porque me parecía que siempre mostraban lo mismo, con lo cual tomábamos modelos siempre de las mismas cosas, los mismos tonos, las mismas ideas... no sé, me parecía que, vista una, vistas todas. No creo que me haya explicado bien, pero llegó un punto en que me parecieron aburridas y nada originales.

    besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te has explicado perfectamente Rosana, yo también tuve una época de revistas que acabaron aburriéndome ;)

      Eliminar
  5. Yo soy fan total de la originalidad pero no dejo de reconocer que con tantas fuentes de información al final todas nos hacemos un poco comerciales y reflejamos en nuestras casas lo que vemos en revistas, foros, blogs. Un poco mi idea era esa al abrir la sección de "casas de verdad" en el blog, aunque muchos no se atreven porque no son casas de revista. Al final lo que importa es que tú te sientas bien en ella y que refleje tu estilo de vida y gustos personales. Lo demás, es puro capricho.
    Beso enorme y que se recupere el perrete.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, esa sección me encanta, Maribel, realmente es un gustazo ver casas reales (no sé si es tu caso pero yo las prefiero mil veces antes que las de revista).

      El perrete va viento en popa, ya mismo estamos en la playa jugando con la pelota xD

      Eliminar
  6. Lo que planteas lo estuvimos discutiendo precisamente el otro dia en una reunion de amigos a raiz de un viaje. Siempre deberíamos adaptar las tendencias a nuestro estilo y personalidad (no me veo yo en una casa nórdica) pero además respetar la indiosincarasia de la zona sobre todo en materiales y estilos constructivos que para eso se ha demostrado a lo largo de la historia su eficacia. Te pongo mis dos ejemplos:
    en Sevilla vivo un piso en un bloque sostenible (aislamiento termico y acustico, placas solares, gestion de residuos...) orientado al sur que es la orientacion más lógica para combatir los cuarenta gradazos del verano y resistir la humedad del invierno.
    En cambio en El Palmar está orientada al Norte para combatir el viento de levante y las paredes encaladas, el suelo de barro y la madera nos ayudan a que sea confortable. Es una vivienda volcada al exterior que queda integrada en un espacio rural.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joper, Isabel, ahora mismo solo puedo pensar en esa casa blanca y fresquita del Palmar que describes... Con lo de la enfermedad del perrete todavía no he pegarme una escapada por allí :(

      Eliminar
  7. Tal vez no debería preocuparte si representa la idiosincrasia de la zona. La pregunta es ¿te representa a ti? Si la respuesta es afirmativa, ¡bien hecho!

    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero es que yo soy yo, en parte, por donde vivo, ¿no te parece?

      Eliminar
  8. Nos gustan las viviendas que representen la personalidad del que la habita, más allá de modas y tendencias. Entrar en un espacio y ver reflejado en él a la persona a la que tratas y conoces, ¡eso es lo más! Coincidimos con Isabel en que el lugar geográfic donde esté situado la vivienda debe condicionar sus características constructivas, tanto externas como internas, pero la decoración debería ir más con el corazón...

    Un beso grande de las dos

    J&Y

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ainsss, pero qué bien escribís, joper. Claro que sí, lo importante es decorar con el corazón, qué leches.

      Un besete para mis rubias preferidas.

      Eliminar
  9. Muy buena reflexión Marta! Yo pienso que en el medio está la virtud... El hecho de vivir en un lugar concreto, con unas influencias culturales concretas influye también en la decoración de tu casa, y de hecho es importante mantener unas raíces y una tradición que nos identifica. Pero también creo que eso no debe condicionarnos a que solo nos tengamos que regir por ellas. La parte buena de esa globalización o ese acceso a otras influencias es poder tomar y adaptar aquello que puede encajar contigo y con tu personalidad. En mi casa se mezclan mesas tocineras antiguas con muebles de cartón de diseño, iluminación con bombillas desnudas y cerámica tradicional manchega, láminas imprimibles y cuadros hechos por mi padre, estanterías de palets y muebles recuperados... ¡Y me encanta que sea así! Al final, yo creo que tu casa es tu propio espacio, y lo más importante es que para tí sea un sitio "con alma", donde te sientas a gusto, y que te identifiques con ella!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jo, ¡pues me encantaría ver tu casa! ¡Qué buena pinta, tal como la describes!

      Eliminar
  10. ¡Hola Marta!

    A mí también me chocó la primera impresión hasta que me paré a verlas bien. Me di cuenta de que realmente contiene el estilo mexicano pero de una forma muy actual. El estampado de los azulejos con motivos aztecas y las típicas flores de las zonas rurales. El mobiliario de madera con las patas torneadas y la madera envejecida... Quizá lo que más me chocó fue la dureza de las líneas y tanta cerámica pero, al final, creo que consiguieron actualizar su imagen. Lo que sí que no comparto es el royo escaparate pero bueno, eso ya es cosa del cliente y lo que quiera.

    Por otro lado y aunque entiendo lo que comentas sobre la idiosincrasia del lugar no lo comparto del todo. Tu casa tiene unas características arquitectónicas que hasta donde yo sé (y porfa corrígeme si me equivoco) están bastante bien conservadas como la distribución o las vigas vistas por ejemplo. La identidad de un espacio debe contener su historia sí pero solo si de verdad va contigo porque si no, jamás lo sentirás tu espacio (y esto es opinión mía). No sé, hay muchas maneras de conocer algo por su procedencia y no solo a través de un cartel que diga de dónde procede.

    Esas cosas que conservas y que pertenecen a estilos distintos puede que sean el resultado de no estudiar bien cuál es tu estilo o es que inconscientemente lo escogiste así porque así eres tú. No sé este tema da para mucho y me alegra que se publiquen este tipo de artículos y que generen debate :)

    ¡Te mando un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Nazaret! Estoy totalmente contigo en lo que comentas que debes identificarte con tu casa, pero de ahí a hacer borrón y cuenta nueva, eliminando su historia y copiando una estética de otro país o incluso continente... Pues no.

      Respecto a los elementos de la decoración de mi vivienda, pues sí, supongo que los elegí en parte porque me definen, pero también por crear una estética ecléctica atractiva.

      Y lo de la churrería... ¡Yo no le veo el estilo mexicano en ningún lado! Jajajaja. Vaya, si me lo dices tú, te creo, pero antes de publicar el post hice una mini encuesta y nadie pensó que estuviera allí (la mayoría asoció el alicatado con Grecia xD).

      A mí también me encantan las entradas en las que se genera un debate. Me resulta muy enriquecedor plantearos mis reflexiones y que escribáis vuestro punto de vista.

      Un besete.

      Eliminar
    2. Uhm... Grecia pues ahora que lo dices también pero por los colores, imagino. No sé habría que saber cuál era la intención de los dueños o el diseñador. Será que mis recuerdos de Mexico me nublaron la mente jajaja Pero no sé me pareció un mexicano más actual aunque quizá demasiado europeo jejeje.

      No, no por supuesto que hacer tabula rasa no me parece bien. Pero oye que para gusto colores. En fin que bonita es la diversidad de opiniones :)

      Muack!

      Eliminar
  11. Una de las cosas que mas me aburria cuando vivia en USA era que todas las casas eran iguales, tenian los mismos muebles y puestos en el mismo lugar: parecian todas catalogos de la tienda de moda. Me gusta mucho mas cuando la gente hace suyo un estilo, lo adopta a su gusto, a su estilo de vida y al tipo de vivienda. Me gustan las casa personalizadas pero sobre todo vividas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hacía falta que lo dijeras, Marcela, tu casa es literalmente la más personalizada del Mundo xD.

      Eliminar
  12. Me gusta que mi casa sea como yo, un poco mezcla de como soy y de lo que he vivivdo, no es nordica porque no vivo alli, y porque en mi tierra resultaria demasiado fria y seca y deeso aqui nos sobra, y tampoco es sureña porque no me imagino una casa con suelos de azulejo y bien despejada porque seria un horror poner ahi los pjes ....pero si algo descubri cuando estuve viendo el capricho de gaudi en comillas (vete a verlo sino lo conces) es que el arquitecto estuvo meses observando el terreno y la comarca... La casa esta totalmente orientada al sol, por la mañana da directamente en las cocina, por la mediodida en el comedor y por la tarde en la salita .... Es un claro ejemplo de que antes se hacian las cosas mas pensadas y con mas calma, ahora prima el aprovechar el espacio hasta el ultimo milimetro .... Y la rentabilidada.y la verdad es que me espanta....
    En fin creo que el interior de tu casa ha de ser como tu, con las cosas que te gustan y te hacen feliz, sean de donde seas y seas de donde seas
    La churrreria? Me gusta porque es clara, luminosa y limpia, pero no me parece especial.... Es como las cervecerias de la sureña que hay en caulquier sitio....
    Supongo queen esa reforma perdio el encanto de antes que tanto me habria gustado ver ....
    Besotes y feliz semana!!!

    ResponderEliminar
  13. Pues lo que expones en el post, es algo que llevo pensando mucho tiempo. Lo del estilo nórdico-Ikea, se nos ha ido de las manos xDDDD Esas casas minimalistas me aburren soberanamente, algunas parecen mas una habitación de hospital que un hogar y he de reconocer, que hay detalles que me gustan y podría adoptarlos en un momento dado y en un rincón adecuado, lo que no es otra cosa mas allá de personalizar esa tendencia a adaptarla a tu propio gusto y necesidades.

    Cada vez, (y me remito de nuevo al estilo nórdico por ser ahora mismo el que parece mas generalizado) que veo fotos, casas o revistas con ese estilo, me recuerdan a aquella publicidad de marcas de muebles que te proponían el siguiente eslogan: amueble toda su casa/salón o lo que sea, por tanto dinero. Y veías tal mueble en varias casas y la personalización era si estaba en un cuarto o en otro xDDDDD

    Igual se no se generalizase tanto un determinado estilo, no le pillaría tanta tirria jajajajajaja Pero en efecto, la globalización y la accesibilidad a la información hoy día, posibilita descubrir tendencias, modas, inspiración... que de otro modo no accederíamos a ella. Reconozco que no soy muy imaginativa y me admira la capacidad de esas personas que pueden inventarse un estilo, adaptarlo, crear espacios innovadores... yo me conformo con hacer mías esas ideas y adaptarlas a mi gusto (en la imaginación, porque no vivo sola ni el piso es mío :( ) y he de confesar que soy bastante ecléctica y puede gustarme en el mismo espacio, una suma de estilo industrial + boho + rústico y casi lo que me echen. Es mas, cuando veo que un espacio o casa, se rige por entero con el mismo estilo me aburre bastante. Debe ser por eso que me gusta tanto la tuya ;)

    Y si, creo que debemos no solo adaptar una idea a nuestro gusto, si no al lugar donde vivimos. Si yo tuviese una casa estilo nórdica en mi Sevilla, me recogerían hecha un charco del suelo y con las retinas derretidas por el deslumbramiento tanto blanco + sol asesino xDDDDDD

    ResponderEliminar
  14. Yo tenía unos once o doce añitos cuando de todas las fotografías que contenía un libro de decoración que teníamos en casa, me quedaba mirando embobada dos o tres de ellas, las tenía como favoritas y las tengo, porque sigo conservando ese libro. Me imaginaba viviendo en una casa con esa habitación, con esa sala, con ese mobiliario, con ese suelo, con tanta luz. Hoy en día, 32 años después, se que a algunas de esas fotografias son de estilo nórdico, otras ibicenco.. En mi casa, en mi infancia y adolescencia, lo que predominaban eran los espacios recargados de muebles sapelly, el papel en la pared, moquetas, figuritas, enciclopedías, cuadros en serie. Núnca me he imaginado mi espacio decorado de esa manera, a pesar de que era lo que veía por todas partes, lo que se llevaba entonces, en mi casa, en la de mis compañeras de colegio, familia.. etc.. Yo soñaba con tener una casa luminosa, con muebles blancos, suelos de madera, con techos altos y preciosa carpintería en ventanas y puertas, y esto último, porque entre las casas de mis amigas del colegio había una, y solo una, que estaba en la parte vieja y que a pesar de estar decorada con muebles oscuros tenía esas puertas que tanto me gustan, blancas, con cristalera, interminables y esas ventanas (tipo galería).., techos altísimos.
    Con el tiempo, y a través de series de televisión y revistas, mucho antes de la era pinterest, me he ido dando cuenta de que si hay un estilo que me identifica, a pesar de estar constantemente influenciada por las tendencias y lo propio de cada zona, que por aquí es la madera y la piedra. Lo que me ha influenciado y atraído desde pequeña, es el estilo que he intentado dar a mi piso y por cierto, no hubiera sido posible sin Ikea, que conocí en el año 2005.
    Con esto quiero decir, que a pesar de mamar un estilo determinado, de estar rodeada por lo autóctono yo he tirado y tiro por otro lado. Siempre me he alejado de lo que, no se si llamarlo identidad colectiva en decoración, porque no iba conmigo, pero es que ahora resulta que lo que siempre me ha gustado es lo que todo el mundo demanda... y me pregunto, será que todo el mundo tiene una pequeña historia como la mía? o será que siguen tendencias? Hay forma de saberlo? :p
    Besos! qué gusto leerte otra vez.

    ResponderEliminar
  15. Aquí llegué, a tu blog, buscando plantas para el baño (cosas de google) y en cuanto a la churrería, yo lo que veo es un bar de pescaito, uno limpio, junto a la plaza y es que a veces el problema no es sólo la decoración, es el uso del color, si imaginamos ese mismo fondo en tonos cálidos con algún toque de verde seco ¡ya está! Mexico asomando, aunque realmente si yo monto una churrería en Mexico lo que haría es referencias a España y quien sabe lo mismo allí la imagen que proyectamos es Europa y mediterraneo y Europa abarca desde Suecia hasta el sur, porque a mi (perdón por la ignorancia) en cuestión decorativa las fronteras de Centroamérica se me difuminan.

    ResponderEliminar