Ese encantador toque abuelero

La COCINA, industrial , para poder preparar cómodamente cualquier plato teniéndolo todo a man...



La COCINA, industrial, para poder preparar cómodamente cualquier plato teniéndolo todo a mano y sin miedo a estropear algo; el SALÓN, ecléctico, fruto de la mezcla de recuerdos de viajes, esos objetos personales que te definen, regalos y herencias familiares; el BAÑO, minimalista oriental, para que resulte higiénico y transmita sensación de limpieza pero con un componente orgánico interesante... Pero, ¿y el DORMITORIO? Así, en abstracto, ¿cuál es el estilo que encanja perfectamente con esta estancia? Yo lo tengo clarísimo:



Teniendo en cuenta que podemos traducir Granny Chic como "abuelita estilosa" no creo que resulte muy complicado imaginar en qué consiste la tendencia, ¿verdad? Una colcha de crochet artesanal, un cabecero de hierro forjado, un papel pintado de motivos florales y tono saturado, una lámpara setentera, una cómoda vintage pintada de algún color vivo... Se trata de un estilo que rescata los muebles de la abuela dándoles un uso contemporáneo, divertido y un pelín bohemio, de una manera mucho menos cursi y pastelosa que en la estética shabby chic, con la que comparte ese interés por las piezas del siglo pasado.


En mi dormitorio tengo un par de complementos "abueleros" que me encantan, una colcha heredada y una alfombra de trapillo artesanal:


No creo que necesite más, es decir, no me gustaría tener toda la estancia repleta de piezas granny, pero algunos detalles de este tipo fusionados con elementos de otras tendencias aportan un toque nostálgico totalmente encantador a un espacio que debe ser, ante todo, acogedor.


Por eso, aunque en España todavía nos cuesta valorar los muebles de la abuela, en el cine ya se han percatado de su capacidad natural para darle esencia hogareña a la alcoba.


Lo vemos, por ejemplo, en los adorables dormitorios de Amélie y la protagonista de New Girl.


Así que ya sabéis, si queréis estar a la última y tener un dormitorio cálido y de cine, id esta tarde a desvencijarle la casa a vuestras abuelas. Pero no le echéis la culpa a la señora Canela, ¿eh?, que yo solo doy ideas.

¡Feliz semana, pececillos!


PD: Hablando de dormitorios, os mostré el antes y el después del mío y os conté algunos trucos para tener un dormitorio AD.

CRÉDITOS de las imágenes (por orden de aparición): Carlaaston, Houzz, Fengshui Dana, Magical Home, Canela y Naranja, Rose Hip, Sanna & Sania, Home life y The pink doormat.

http://www.canelaynaranja.es/p/blog-page_14.html
http://www.canelaynaranja.es/p/blog-page.html

You Might Also Like

12 COMENTARIOS

  1. Qué ganas de ver el antes/después de tu dormitorio Marta, me encanta la pared de ladrillo, la ventana, el cabecero, ese suelo...todo, jeje!!
    Bsts guapa y feliz semana

    ResponderEliminar
  2. A mi me pasa como a ti: no aguantaría toda la habitacion en ese estilo pero unos detalles aquí y allá si que me encantan. En casa tengo el cubrepies y algunos cojines en este confortable estilo abuelero.;)
    Besitos

    ResponderEliminar
  3. Estoy con Isabel. Creo que en toda la estancia no podría aguantar pero unos pequeños toques vienen genial, además creo que le dan carácter a la casa, me encanta!. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Algún toque queda chulisimo…yo tengo la mesilla de noche granny pero actualizada…jeje …eso vale? Lo que si que no pondría es el papel florido en las paredes…aunque quede ¨bien¨en cierta manera.
    Buen lunes! besos

    ResponderEliminar
  5. A mí este estilo me tira un poco para atrás, lo reconozco. Besotes!!!

    ResponderEliminar
  6. ¡Pues a nosotras nos encanta un toque de la abuela en el dormitorio, Marta! Una lámpara con una coqueta pantalla vintage, algún tapizado floreado... Pequeños detalles combinados con elementos más actuales para lograr esa calidez que comentabas, y tan agradable en el dormitorio.

    Y por cierto, ¡preciosa la nueva imagen del blog! Un beso grande de las dos

    J&Y

    ResponderEliminar
  7. A mi lo que me encanta es el suelo de tu habitación. ..

    ResponderEliminar
  8. A mi si me gustan los toques retros o abueleros, pero con mesura, tu habitación es una pasada!!, me gustado todo sin quitar ni sumar nada, chapó!!
    Bss

    ResponderEliminar
  9. No sé si será la edad o qué, pero hace tiempo las colchas de ganchillo me parecían una horterada de lo peor y sin embargo ahora me parecen monísimas incluso me estoy planteando hacer una...

    ResponderEliminar
  10. Sí que es verdad que un toque abuelero y alguna pincelada retro le dan al dormitorio una calidez maravillosa.
    Me encantan las colchas granny square y las alfombras de flores antiguas, pero como tú dices todo en su justa medida.
    Un besazo y hasta pronto.

    ResponderEliminar
  11. Me gusta mucho ese toque abuelil, aunque como dices, éso, un toque y tampoco más...una colcha, una lamparita, algún accesorio o una alfombra, son geniales, porque además dan ese toque de calidez, que tanto necesitamos en los dormitorios.
    Mil besos!!

    ResponderEliminar
  12. En pequeños toques, lo adopto!, je,je...sobre todo, me gustaría hacerme con una colcha de esas de crochet de vivos colores!

    ResponderEliminar