Antes y después: mi nuevo escritorio diogenero DIY

Estaba en el gallinero del cortijo de Lola , lleno de cacotas de gallina y restos de comida putrefacta, con las patas oxidadas y el ta...


Estaba en el gallinero del cortijo de Lola, lleno de cacotas de gallina y restos de comida putrefacta, con las patas oxidadas y el tablero podrido... Daba asco incluso acercarse, mucho más para alguien con fobia a las aves como la menda lerenda, pero tenía una forma monísima y el tamaño ideal para transformarla en un escritorio polivalente... ¡Así que tuve que ponerme manos a la obra con ella!


Era una mesa vintage alargada, pero estrecha y muy ligera, tanto física como visualmente, por eso me venía de cuento para casa: me permitiría tenerla como escritorio en el estudio, llevarla al balcón del salón si quiero trabajar al solecito o incluso usarla como isla en la cocina cuando estoy preparando una comilona.


Transformarla en un escritorio polivalente fue tan sencillo que apenas le dediqué un par de horas:

- Después de limpiarla a fondo, quité el tablero, desmonté un palet, corté las tablas a medida para hacer un tablero nuevo, las lijé, las uní y las barnicé.

- En cuanto a las patas, tantos años a la intemperie las habían dejado muy deterioradas, así que me limité a pintarlas. Estuve MUY tentada de pintarlas de amarillo canario, pero como quería que encajase en cualquier rincón de casa terminé optando por un blanco empolvado.


Hacía tiempo que tenía esta silla -rescatada de la basura- en el trastero sin encontrarle un sitio, pero no pensé en ella hasta que coloqué la mesa, y para mi sorpresa... ¡Son tal para cual! ¿Verdad?


Qué cosas, algunas veces creo que existe cierta magia diogenera en el universo, algo así como un destino basuril que hace que vaya encontrando en lo que no quieren los demás justo lo que necesito.

Fotografía: © Marta de Beauvoir para Canela y Naranja | Todos los derechos reservados

Casi me cuesta la relación con mi amiga porque al principio me prometió que no quería para nada la mesa y me la regalaba sin lugar a dudas porque así se quitaba un trasto de encima... Pero cuando vio el escritorio terminado empezó a mirarlo con otros ojitos, juas juas. Aún así, creo que ha valido la pena.

Ea, ya sabes dónde estoy ahora mismo sentada mientras te escribo 😉.

http://www.canelaynaranja.es/p/blog-page_14.html
http://www.canelaynaranja.es/p/blog-page.html

Entradas relacionadas que pueden interesarte:

40 COMENTARIOS

  1. Qué bien queda!!!Es el sitio ideal e incluso con la silla(no sé si será cómoda pero está chula) Hiciste bien en rescatarla...pero claro tu amiga ahora no está contenta ...supongo que le dejarás sentarse ahí cuando venga a casa.😜
    A disfrutarla! Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, no, mejor que no se acerque, que no me fío xD.

      Eliminar
  2. Es genial. Por cierto, que me encanta el ambiente de tu sala.

    Besos desde el norte!

    ResponderEliminar
  3. No nos podiamos perder semejante reciclado así que ahora ya estás incluída. Hermoso!

    ResponderEliminar
  4. ¡Toma ya! ¡Qué ganas tenía de ver como te quedaba! ¡Ahora estoy como tu amiga: muertecita de envidia cochina ante semejante bellezon!
    Has hecho un trabajo de recuperación excelente. Junto con la silla y delante de tus baldas queda fenomenal, Marta.
    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está feo que lo diga... ¡Pero yo pienso lo mismo, queda genial!

      Un besete Isabel.

      Eliminar
  5. Quién la ha visto y quién la ve ahora, menudo cambio. En tu salón queda perfecta. No me extraña que tu amiga se quedase estupefacta con el resultado. La silla y la mesa estaban destinadas a tener un futuro juntas y míralas que bien se llevan. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Es que son tal para cual! Es una lástima que la gente tire muebles tan bonitos... ¡Pero a mí me están viniendo de lujo!

      Eliminar
  6. Buenoooo ya lo creo!!! El enfado de tu amiga digo...te ha quedado genial! Un lavado de cara y de todo...;) bien chulo! Un besazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y mucho mucho lavado, literalmente, porque estaba taaaaaaaan sucia xD.

      Eliminar
  7. Te ha quedado estupenda!! Eres una manitas. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué va, no te creas. Le pongo empeño, eso sí ;)

      Eliminar
  8. Sinduda después de ver cómo quedan mesa y silla, existe un destino basuril!!
    Me encanta cómo te ha quedado la mesa.
    Un besote!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Deberíamos iniciar una nueva religión diogenera, Susana xD.

      Eliminar
  9. Que preciosidad de mesa! Tengo una parecida y en las mismas condiciones que la de tu amiga! Me has dado una buena idea. Con que pintura has pintado las patas? Tiza?

    Gracias por compartir!

    Mariajo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, tiza. Tono blanco antiguo.

      Ay, pues me encantaría ver el resultado si te animas, Mariajo.

      Eliminar
  10. ¡Nos encanta como la has dejado, Marta! Es ligera, elegante y muy funcional, como la silla... Hechas la una para la otra.

    Besos mil de las dos

    J&Y

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jo, es lo mejor, que resulta súper ligera en todos los sentidos.

      ¡Un abrazo bombones!

      Eliminar
  11. ¡Es que parece que sea para ahí! Silla incluida. Ha quedado genial y ahora te envidio... un poco más XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anda, anda, ¡pero si tú tienes mejores manos que yo y un montón de joyitas en casa!

      Eliminar
  12. Ostrassssss Marta!!! Fobia a las aves!!!!!! Bieeeeeeeennnnnn!!! No soy la única rara en el mundo!!!!!!!!!! Es que la gente me mira mal cuando se me acerca una paloma y salgo espantada como alma que lleva el demonio. Cuando digo que tengo fobia a las aves, la primera reacción de la gente es tomárselo a risa y pensar que es broma. Claaaaaaro: no poder ver una pitón es normal, pero....¿un pajarín? bahhhhh....estás de choteo...pues no!! No puedo ni verlas! Así que, encontrar otra ornitofóbica me ha provocado una emoción monumental ;-)

    Por cierto, que me olvido de la mesa: espectacular! Queda perfecta con esa silla y en tu sala. Artista!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, pues leete esta entrada que te vas a partir (y a sentir súper identificada, me temo) -> http://www.canelaynaranja.es/2015/03/donde-meter-ropa-sucia.html

      Eliminar
    2. Lo que me he reído!!!! La cuestión es que si a mi me hubiera pasado eso, no hubiera tenido mapa para correr! Con un pajarraco cerca, pies "p'a qué" os quiero. Pierdo los papeles absolutamente ("cerca" es a a menos de tres o cuatro metros, y el término "pajarraco" engloba cualquier bicho con plumas, pico y garras que vuele (bueno...las gallinas no vuelan, y también). Un desastre...

      Eliminar
    3. Será que lo mío es más asco que miedo xD.

      Eliminar
  13. ¡Qué envidia de tus manos! De un trasto vieja, sacas esa mesa tan bonita. Me encanta el trabajo y lo estrechita que es. ¿La silla?: como si la hubieras buscado con lupa a propósito :). Sólo una cosilla que se me ocurre y por si te aburres ;) Yo pintaría el cromado de la silla también en blanco y sustituiría el tablero (¿formica?) por unas tablillas, como la tapa de la mesa. Pero sólo si te aburres :)
    Sigo tu blog desde hace poquito. Me tropecé con él por casualidad y... me lo bebí. ¡Me encanta tu modo de ver la vida y la decoración!.
    Fdo.: otra Diogenilla ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy, yo no me aburro nunca, siempre estoy inventando, pero toma nota xD. Sí, la silla es de formica, por cierto.

      Muchas gracias por visitarme, Diogenerilla, me alegra que te guste mi rinconcito.

      ¡Muack!

      Eliminar
  14. Me he quedado sin palabras. Impresionante!!! Disfruto tu estilo.

    ResponderEliminar
  15. Ha quedado un escritorio precioso! Esas patas me encantan y la combinación del blanco con la madera reciclada del sobre está muy acertada. Un espacio muy acogedor el que tienes ahí con las plantitas, los grandes estantes repletos de libros... que bonito!
    Besitos!

    ResponderEliminar
  16. Precioso y espectacular el cambio...........me encanta ese estilo de mesas y la silla no digamos.......son una chulada!!. Lo mejor es que además visualmente es muy ligera. Y bueno los palets le dan toque super actual, nosotros los utilizamos bastante también.

    Besos y feliz semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que la madera rescatada de palet da mucho juego, ¿verdad?

      Un besete.

      Eliminar
  17. Te ha quedado espectacular y al ser tan ligera y versátil la puedes adaptar como bien dices a cualquier sitio de tu casa. Y pintar las patas y respaldo de la silla del mismo tono de las patas de la mesa? Me parece que puede quedar un conjunto muy apropiado y si además en invierno le plantas un cojincillo y una mantita para dar calorcito...de aupa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mmmmmmm, pues seguro que quedaría genial, pero como el cromado está en buen estado la verdad es que me da un poco de pena tocarlo...

      Lo de la mantita ya está puesto en práctica, juas juas.

      Eliminar
  18. Ya lo había visto, ñañañañañaaaa, jajajaja, es preciosísimo! Yo hubiese estado muy tentada de dejar las patas oxidadas tal cual. Eso sí, yo jamás hubiera podido cogerla porque me dan mucho asco los gallineros! :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá María, pero era demasiado demasiado óxido, no tenía una pátina bonita.

      Eliminar
  19. Yo también tengo una estructura igual igual, le falta el tablero, ahora está en la terraza, pero esta en proyecto de restauración, un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anda, ¿y qué has pensado hacer con él? ¡Me encantaría ver el resultado!

      Eliminar

Flickr Images