Nochevieja en Estambul

Pasé unos días inolvidables en Estambul con un amigo. Conocimos a muchos turcos, algunos musulmanes practicantes, otros no pract...



Pasé unos días inolvidables en Estambul con un amigo. Conocimos a muchos turcos, algunos musulmanes practicantes, otros no practicantes y muchos ateos. Me pareció un pueblo amable, culto, alegre y tolerante.

La noche de fin de año la celebramos en una discoteca repleta de jóvenes lugareños bailando y berreando éxitos del rock de todos los tiempos. No era la que anoche vivió el horror de un atentado, pero podía haberlo sido.

Por la mañana, fuimos a desayunar al típico barecillo de viejos -en versión turca- con unos chicos la mar de majos que acabábamos de conocer. Allí brindamos por el año nuevo con los abueletes con su característico ayran, un tipo de yogur salado.

De Estambul me traje, además de varios kilos de baklava (algunos en la maleta y otros en las caderas) y muchos buenos recuerdos, el amor absoluto por su cultura y su gastronomía y la sensación de que otra manera de vivir el Islam era posible.

Ahora acabo de enterarme de que una chica que tenía planeado un viaje allí lo ha anulado porque los últimos atentados han hecho que el miedo se le cale en el cuerpo. Así que se perderá la oportunidad de explorar una ciudad preciosa, con una población abierta y cosmopolita que se enorgullece de su pasado intercultural.

Joder, lo están consiguiendo.

Están consiguiendo que el mundo solo conozca un Islam decrépito, lleno de dolor, muerte y miedo.

Qué pena, ¿verdad?


http://www.canelaynaranja.es/p/blog-page_14.html
http://www.canelaynaranja.es/p/blog-page.html

Entradas relacionadas que pueden interesarte:

5 COMENTARIOS

  1. Pues sí, lo están consiguiendo. Y a base de muchísimas vidas humanas. Las que salen en el Telediario y las que no.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto Beatriz, lo más trágico de todo esto son esas vida anónimas que arrebatan sin que nadie se entere. Puff.

      Eliminar
  2. Este verano me fui a Tailandia justo después de los atentados en varias ciudades del país (en mi familia estaban preocupados) mientras estaba allí ocurrió el atentado de Niza y mientras hablaba con mi madre por teléfono le decía ¿imaginas mamá que hubiera cambiado mi destino y hubiera estado allí porque "Francia es más segura"? y ella con los ojos y la mente ya abiertas me dijo: sí, eso podría pasar hasta aquí...moraleja, el miedo no puede impedirnos vivir.

    ResponderEliminar
  3. A mi también me gusta Estambul.
    Mira lo que ha pasado en Luxor, se está cayendo a trozos, sin turismo no tienen dinero.
    Pero son ellos los que tienen que reaccionar.

    ResponderEliminar
  4. Cierto, Marta, nosotros hemos pasado la Nochebuena en Marrakech y cada vez que pasábamos por la plaza Jamaa el Fna yo no podía evitar pensar en el atentado a la cafetería Argana del 2011 donde fallecieron 17 personask, este verano dejamos el aeropuerto de Estambul por escala a Tailandia un rato antes del atentado...
    Es mucho lo que hay que admirar del mundo árabe al que nos une historia y proximidad pero lo cierto es que los fundamentalistas están consiguiendo que identifiquemos a todos con terror y empecemos a sentir rechazo.
    Ojalá se den cuenta y todo cambie <3

    ResponderEliminar

Flickr Images