La vida es lo que pasa mientras haces otros planes

Escribí la última entrada a mediados de agosto. Por aquella época tenía media casa guardada en cajas, porque planeábamos mudarnos un p...


Escribí la última entrada a mediados de agosto. Por aquella época tenía media casa guardada en cajas, porque planeábamos mudarnos un par de meses mientras hacíamos una reforma (casi) integral en villa Canela. Queríamos tenerlo todo preparado antes de que acabaran mis vacaciones para tener la casa lista cuando llegara Naranjito... Pero nada de eso pasó.

En primer lugar, el proyecto de la obra, que en teoría estaría zanjado y aprobado a principios de julio, no estuvo terminado hasta más de tres meses después (no me preguntéis por qué, yo tampoco lo entiendo), cuando mi pequeño amenazaba con realizar su aparición estelar y, como comprenderéis, no era el momento apropiado ni para una mudanza ni para ponerse a elegir azulejos.

En defensa del estudio diré que fueron muy amables, el proyecto quedó genial y me dieron unas cuantas ideas interesantes... Pero en lo que concierne al cumplimiento de plazos, un desastre. Imaginaos la situación: yo, con un bombo tremendo, la casa casi desmontada, un montón de muebles menos (había tirado/regalado bastantes cosas que no entraban en el nuevo diseño), sin atreverme a comprar o preparar las cosas del bebé para no tener que trasladar trastos extras en la mudanza (y eso con el síndrome del nido a tope)... Estuve unas cuantas semanas al borde del ataque de nervios esperando a que terminaran el dichoso proyecto, aunque fuera con el tiempo justo, y viendo que esto no pasaba, llegó un momento en el que tuvimos que parar, reflexionar y cambiar de rumbo. Plan "b": posponerlo todo e intentar reconstruir algo parecido a un hogar para cuando llegara el bebé. 8 meses de embarazo, la espalda destrozada, el churri trabajando fuera y todo empaquetado. Yeah.

Os ahorro detalles: en resumen, fue una locura. Desempaquetar, comprar, montar, pintar, redecorar (tal como os comentaba más arriba, me faltaban bastantes piezas así que era imposible poner las cosas como estaban). Y todo con un embarazo muy duro físicamente. Finalmente medio lo conseguí. Digo "medio" porque ahora mismo tengo un dormitorio lleno de cajas, no hay luz en la cocina, en lugar de puertas tengo una cortina en las entradas del salón y la cocina, y el cuarto de mi pequeño sigue sin estar listo... O sea, nada parecido a lo que pensaba que encontraría el bichito al llegar a casa por primera vez, aunque bueno, se puede vivir.


Por si fuera poco, por el camino tuve que despedirme de mi mejor amigo. Que sí, que Joe era muy mayor ya y había estado muy pachucho... Pero no dejó de ser un varapalo durísimo. Los últimos meses había estado encadenando muchos achaques y, finalmente, tuvo un ataque horrible. Todavía me muero de la pena cuando recuerdo su carita sufriendo. Y no puedo evitar sentirme mal por no haber estado al 100% para él cuando estuvo tan malito. Fue una época muy difícil. Intento consolarme con las palabras de una amiga, que me comentó que los animales notan cuando va a llegar un nuevo miembro a la familia y, como son tan generosos, le dejan espacio, pero no siempre lo consigo.

En fin, en esas estaba cuando Naranjito decidió que quería conocer el mundo, puso mi universo al revés y me hizo ver que nada de lo que hasta ese momento me preocupaba tenía la menor importancia y que soy mil veces más fuerte de lo que pensaba. Desde entonces, mi risueño bebé koala de mirada curiosa me ha enseñado lo que es el amor verdadero y el sentido de la existencia, y que la vida es lo que pasa mientras haces otros planes.

Pero esa es otra historia.

Estilismo: Míriam Domínguez


Por cierto, ¡feliz 2018! ¿Qué tal todo por aquí?

http://www.canelaynaranja.es/p/blog-page.htmlhttp://www.canelaynaranja.es/p/blog-page_14.html


Entradas relacionadas que pueden interesarte:

10 COMENTARIOS

  1. ¡Hola preciosa!¡Feliz 2018!
    ¡Que belleza de niño has tenido hija! Disfruta cada segundo con él que lo demás ya se hará: reforma, redecoración, etc, todo puede esperar.
    Me ha entristecido mucho la marcha de Mr Joe, cielo.
    Besitos

    ResponderEliminar
  2. ¡Gracias, feliz año tengas tú también!
    Las pelis con final feliz son las q molan, todo se coloca en su verdadero lugar. Y se respira mejor.

    Un besote

    Oli

    ResponderEliminar
  3. Marta! Qué ganas tenía de leerte! Poco a poco, tu bichito se ha ganado sus alas. Una vez me dijeron que los animales se van cuando sienten que ya no los necesitas, como los ángeles guardianes, vuelven al paraíso... quédate con todo lo que te ha enseñado, ahora te toca a ti transmitírselo a tu naranjito...que la casa está patas arriba? Pues paciencia, ahora a recuperarte, todo lo demás irá llegando. Solo son cosas... Lo importante ya lo tienes, y lo que tienes no es fácil de conseguir, lo sabes. Disfruta, un besazo de osa 😘

    ResponderEliminar
  4. Ay, Marta! Cómo lamento leer lo de Joe! Siempre me toca de lleno cada vez que un peludo se va, me recuerdan a mi Laia. Por otro lado siempre pienso en lo felices que los hicimos y que siempre les dimos lo mejor de nosotras. ¡Enhorabuena por ese naranjito guapísimo! Y con la casa y demás, sólo te puedo decir, paciencia. Hay una frase que me repito cada vez que me siento al borde: "Si puedes con lo vivido, puedes con lo que venga". Feliz 2018 y de nuevo, enhorabuena!!

    ResponderEliminar
  5. Oooh! pero que bebé Naranjito tan tierno. Un regalo así lo compensa todo. Enhorabuena, Feliz 2018 y un placer que hayas vuelta a dar señales de vida!

    ResponderEliminar
  6. Pues eso, que nos despistamos con "gilipolleces" y un hijo te ayudará a relativizar por encima de todo.
    Feliz año y muy enhorabuena.

    ResponderEliminar
  7. Enhorabuena por el nuevo miembro familiar. Mi recomendación: disfruta todo lo que puedas de esta etapa, es bonita y dura a la vez, pero te sientes muy feliz.
    Feliz Año. Un beso

    ResponderEliminar
  8. Felicidades a millón por ese bebé tan precioooso!!
    Y de paso, siento muchísimo la partida de Joe, yo también estoy temblando por mi gatito que ya es mayor y no puedo hacerme a la idea de.....Uffff...
    Bueno bueno, lo demás, reformas, decoración, etc...ya se hará, cada cosa tiene su momento, y éste, la llegada de tu bebé es, sin duda alguna, el momento protagonista!!
    Besotesss!!

    Trocito de Luna At Home

    ResponderEliminar
  9. Felicidades por la llegada de tan hermoso bebé!!! Ya todo se irá arreglando. Paciencia. Yo me encuentro en la misma con la llegada de mi nuevo retoño y con la casa en construcción.

    Hola!!!! Quería hacerte una invitación:

    ¿Te acordás del Yo Reciclo? Estoy a full con los retos por eso quería invitarte al Yo Reciclo 2018 que he organizado para este año. 12 materiales distintos para reciclar, proyectos para compartir como ya lo hicimos en el anterior. Te prendés? Te dejo el link para que conozcas la propuesta: https://daniela5mdo.blogspot.com.ar/search/label/YO%20RECICLO#

    Saludines!!!!
    Daniela

    ResponderEliminar
  10. Enhorabuena por la llegada de un mini-Naranjito :) Disfrútalo, que el resto, ya vendrá

    ResponderEliminar

Flickr Images